El Senado llegó finalmente a un acuerdo para aprobar mañana una solicitud del presidente Felipe Calderón para aumentar de 1.52 a 1.87% las cuotas que México entrega al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El aumento de las cuotas de México al FMI sería de 145%, para pasar de 3,625.7 millones de DEG (Derechos Especial de Giro, la moneda del FMI) a 8,912.7 millones de DEG, equivalente a 14,097.7 millones de dólares.

De acuerdo con el presidente Calderón, ello permitirá a México subir del lugar 16 al 14 como aportante al Fondo, así como aumentar su poder de voto de 1.47 a 1.80% ante el FMI y con ello aumentar la confianza mundial sobre el buen ritmo de la economía mexicana.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, se reunió­ ayer por la mañana con los senadores del PRI para exponerles los alcances del acuerdo.

El senador Rogelio Rueda explicó que en el encuentro Carstens informó que será necesario un segundo aumento a la cuota de México, pero primero será necesario que nuestro país apruebe este primer aumento propuesto por el presidente Felipe Calderón.

El senador priísta Francisco Labastida explicó que en el encuentro con Carstens, los senadores del tricolor comentaron que tenía que ser la aportación en función del tamaño del crecimiento económico, porque están metiendo a los países en vías de desarrollo en la misma canasta, nada más que China e India han crecido 8% anual y México creció sólo 2%, no nos pueden meter en la misma canasta .

El presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, José Isabel Trejo (PAN), confirmó que este jueves será presentado para su votación el dictamen de modificación al acuerdo de México con FMI para el aumento de las cuotas y existe ya consenso para ser aprobado por todas las bancadas, luego de que Agustín Carstens dialogara con las bancadas del PAN, PRI y PRD.

Calderón argumentó que reforzar al FMI es enfrentar los retos de la crisis financiera en Europa.

jmonroy@eleconomista.com.mx