El gobernador del banco central mexicano, Agustín Carstens, llegó a Brasil el miércoles con la intención de obtener el crucial apoyo de Latinoamérica a su candidatura para liderar el Fondo Monetario Internacional.

El respaldo de Brasil, que parece improbable, sería un gran espaldarazo para Carstens en su competencia contra la ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, que luce favorita para quedarse con el puesto.

Carstens intentará capitalizar el descontento de Brasil y de otras economías emergentes con la práctica de elegir a un europeo para presidir el FMI.

La salida de Dominique Strauss-Kahn, que renunció como director gerente del fondo tras ser acusado de intento de violación, ha generado llamados del mundo en desarrollo para poner fin a esa tradición.

Si bien Brasil lidera los llamados para que las economías emergentes tengan mayor voz dentro del FMI, Carstens enfrenta dificultades para conseguir su apoyo. Brasilia rivaliza con México por el liderazgo de América Latina y cree que Lagarde tendría más influencia para encarar reformas.

Brasil aún no ha dicho oficialmente a cuál candidato respaldará, pero en privado funcionarios del Gobierno afirman que el país se inclinaría por Lagarde.

El directorio del FMI tiene plazo hasta el 30 de junio para elegir un nuevo director gerente.

MÉXICO Y BRASIL QUIEREN PESO EN FMI

El candidato mexicano a la jefatura del Fondo Monetario Internacional, Agustín Carstens, y el ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, defendieron este miércoles en Brasilia un mayor peso, voz y representación de América Latina en el ente multilateral.

Carstens, actual gobernador del Banco de México y hasta ahora único candidato proveniente de países emergentes a la dirección del FMI, defendió que "Latinoamérica en general y en particular Brasil y México tengan mayor participación en mandos altos y medios dentro de la institución".

"Es muy importante que Latinoamérica como región tenga una mayor presencia y una mayor voz", completó.

"Los países Latinoamericanos, por la importancia que tienen y por el crecimiento del continente, queremos tener una representación mayor en la estructura del Fondo, que significa una participación mayor en las decisiones del día a día", dijo el ministro brasileño a su lado.

"Pleiteamos una presencia y una representación mayor en las 24 directorías y la vicepresidencia", añadió.