El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, habló durante su visita a Tokio acerca del manejo de la política monetaria de Estados Unidos, la cual calificó como apropiada y destacó que sus medidas de flexibilización cuantitativa sirvieron para promover una expansión más veloz de la economía estadounidense.

Durante una rueda de prensa realizada después de la reunión con funcionarios japoneses, Agustín Carstens reconoció que los efectos del esquema sobre las economías emergentes representan un serio desafío.

Refirió así que se necesita una economía estadounidense fuerte para el bienestar de la economía global.

CONTROLES DE CAPITAL

Al hablar de economía, Carstens comentó que en el futuro a las economías emergentes o desarrolladas que se vean afectadas por políticas monetarias expansivas en otras partes del mundo, se les debería permitir imponer controles de capital para lidiar con el ingreso de flujos especulativos.

Los programas de alivio cuantitativo han ayudado a promover un crecimiento más rápido de la economía estadounidense.

Eso justifica plenamente las acciones que la Reserva Federal ha tomado , declaró Carstens en conferencia de prensa.

Lo que más ayuda a Estados Unidos y también al resto de la economía mundial es tener una economía fuerte , afirmó.

CONTINÚA SU CAMPAÑA

Durante la visita a Japón, Agustín Carstens se reunió con el ministro de Finanzas, Yoshihiko Noda, y el gobernador del banco central japonés, Masaaki Shirakawa, y declaró que es prematuro decir si obtuvo el apoyo de Japón para su campaña a la dirigencia del Fondo Monetario Internacional.

Carstens explicó sus puntos de vista sobre el fondo y sus ideas sobre el rol de Japón a los funcionarios nipones. El Ministro de Finanzas de Japón escuchó con mucha atención mi posición. Aún es prematuro, pero tuve una buena discusión con él , afirmó.