Los candidatos a la presidencia deben dejar claro qué harán en caso de que ganen, pero no tengan control sobre el Congreso, es decir, si tendrán una estrategia de buscar una negociación o van a “patear la mesa”, expresó Ricardo Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard.

“Los candidatos deben definir qué van a hacer, si buscar una negociación o patear la mesa (…) independientemente de lo que se anuncie durante las campañas electorales, lo importante es cómo van a manejar las dificultades económicas en el futuro”, expuso al participar en el True Economic Talks: Aciertos y Fracasos.

Hausmann, quien fue el primer economista en jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (1994 – 2000), comentó que en el caso del presidente Enrique Peña Nieto se logró negociar y el resultado fueron las reformas que no se habían logrado desde hace 12 años.

“La pregunta es si el nuevo gobierno va a hacer las reformas respetando el orden institucional o no. Muchas veces, el partido del presidente no representa a la mayoría en el Congreso, lo que a veces impide lograr lo que aspiran. Entonces, deben buscar negociar para lograrlo”.

Mencionó que México puede caer en dos escenarios que se han vivido en diferentes países de Latinoamérica.

Primero, ejemplificó el caso de Venezuela -donde fue Ministro de Planeación (1992 – 1993), e integrante del consejo del Banco Central- pues el candidato electo no tenía la mayoría en las Cámaras para llevar a cabo sus propuestas, “por lo que pateó la mesa, cambió la Constitución y el marco electoral y se hizo del todo el poder”.

Otra situación es la de Brasil, donde el expresidente Lula da Silva no tenía mayoría en el Congreso, pero buscó negociar y sacar adelante reformas. “No se pateó la mesa, se llegaron a acuerdos y se hicieron las reformas de la forma como pudieron (…) se hizo política social y cambios importantes dentro de un marco institucional del país”.

A su parecer, en todos los países, las constituciones deben estar blindadas por dos cosas:  respeto y no abusar de la interpretación de las mismas.

Desde este contexto, asegura que México cuenta con los fundamentos macroeconómicos sólidos; sin embargo, la incógnita que no se logra resolver por qué México no crece más.

“México tiene el reto de crecer más rápido. En ciertas regiones se debe impulsar ciertas actividades económicas. Se debe aspirar a pasar de ser maquilas a ser empresas más integradas y mover actividades económicas a otras partes”.

Al preguntarle si en México podría haber una crisis económica en caso de que se  presentara un panorama de cambios de políticas radicales, respondió:

“México tenía la historia de que en cada cambio de sexenio tenía una crisis, pero eso se acabó porque en el 2000, 2006 y 2012 no se tuvieron crisis. Todo dependerá del sentido de continuidad de ciertas partes de la política que se den”.

Si los cambios que se hacen desincentivan la inversión y a los capitales, los costos en el corto plazo serán altos y habrá crisis, sentenció. 

DESIGUALDAD, NO SE RESUELVE CON POPULISMO

El economista y profesor de práctica de desarrollo económico de la Escuela de Gobierno Kennedy, comentó que el populismo no es la mejor opción para reducir la brecha de productividad que existe en los diferentes estados de México.

“La desigualdad es un problema, pero el populismo no le resuelve (…) se necesita una política productiva que permita crear cadenas de valor que permitan a una población tener una mejor calidad de vida”, acotó Hausmann.

Refirió que, en estados como Nuevo León o Guanajuato existen políticas de productividad de integración que se deberían implementar en las zonas más marginadas del país como Chiapas.

Agrega que la estrategia de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) es una buena estrategia, pero se debe hacer un mayor esfuerzo por llevar modelos de negocio donde las personas puedan tener una mayor integración laboral.

“Me parece bien las ZEE, pero de pronto necesitamos algunas más cercanas a donde vive la gente, me gustaría ver una ZEE en el alto de Chiapas y ayudando que la comunidad vea estas iniciativas de buena manera”.