El primer ministro de Canadá está instando a las economías avanzadas del mundo a reducir a la mitad sus déficit para el 2013.

El primer ministro Stephen Harper, anfitrión de la cumbre del Grupo de los 20, a realizarse la próxima semana, dijo en una carta dirigida a los líderes que deberían acordar la reducción a la mitad de los déficit para el 2013, así como la estabilización de la relación entre deuda gubernamental y producto interno bruto.

Al menos, esas dos cifras deberían colocarse en una ruta descendente para el 2016.

Jim Flaherty, ministro canadiense de Finanzas, dijo el jueves a The Associated Press que el G-20 prevé anunciar un acuerdo sobre metas de reducción de déficit en la reunión a realizarse el 26 y 27 de junio en Toronto

La carta de Harper señaló que los objetivos significan un requerimiento mínimo y que algunos países, si pueden, deberían moverse más rápido. El presidente estadounidense Barack Obama emitió una carta solicitando a las economías más grandes del mundo que no vacilen en sus esfuerzos para apoyar un repunte sostenido. Obama señaló que las naciones en Europa no deberían retirar el estímulo demasiado rápidamente.

Harper indicó que los líderes de los países industrialmente avanzados necesitan reafirmar su determinación de proseguir con los planes de estímulo existentes, pero señaló que al mismo tiempo deben enviar un mensaje claro de que mientras expiran se enfocarán en reducir sus déficit.

Muchas naciones europeas están actuando para atacar sus altos déficit en un esfuerzo por calmar a los mercados financieros globales, los cuales han tenido tropezones en semanas recientes debido a preocupaciones de que Grecia y otros países altamente endeudados pudieran caer en incumplimiento de pagos.

apr