Las recientes conversaciones de cara a renovar el acuerdo comercial más importante de América del Norte terminaron sin notables avances en Washington, por lo que los equipos negociadores de Canadá, Estados Unidos y México convinieron en proseguir las pláticas con un nuevo impulso en los siguientes días.

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, concluyeron este viernes una nueva reunión trilateral para analizar el estatus del acuerdo comercial, vigente desde 1994, pero resumieron que falta tiempo para cerrar más capítulos de lo que será el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El encuentro de alto nivel duró varias horas en medio de la presión estadounidense para alcanzar rápidamente un acuerdo en principio.

"Para dar impulso al proceso (los ministros) instruyeron a los equipos negociadores a reunirse en los próximos días para profundizar el trabajo técnico, con la intención de encontrar los equilibrios que permitan avanzar al proceso en su totalidad", dijo la Secretaría de Economía de México.

Al finalizar la reunión en Washington, Lighthizer dijo que las conversaciones fueron "positivas" y que están trabajando para lograr un acuerdo.

Pese al tono optimista de Lighthizer, la canciller canadiense Chrystia Freeland dijo que tanto Canadá como México y Estados Unidos necesitan más tiempo para resolver cómo actualizar el TLCAN. Freeland dejó en claro que no hubo avances importantes.

"Tuvimos conversaciones constructivas tanto ayer (jueves) como hoy (...) y ese intensivo ritmo de trabajo, que ha ocurrido en el último par de semanas, seguirá en los próximos días", afirmó. "Seguiremos trabajando hasta que alcancemos un buen acuerdo".

Presión desde EU

Lighthizer, citando la necesidad de evitar coincidir con la elección presidencial mexicana del 1 de julio, dijo que quiere un acuerdo en principio para actualizar el TLCAN.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha amenazado en reiteradas oportunidades con retirar a su país del TLCAN, dijo el jueves que los tres países deberían tener algo para anunciar pronto y México dijo que podría ser a fines de la próxima semana durante la Cumbre de las Américas en Lima.

A primeras horas del viernes, el canciller mexicano, Luis Videgaray, afirmó que no descartaba resultados en el corto plazo, mientras que el subsecretario de Industria y Comercio, Rogelio Garza, manifestó que "muy pronto" se podría cerrar el acuerdo.

Revelar los lineamientos de un acuerdo le permitiría a los líderes mostrar una victoria política, mientras dejan a los funcionarios trabajar los detalles precisos en los próximos meses.

También le permitiría a Trump y a su equipo comercial enfocarse en una disputa comercial más amplia con China que tiene el potencial de dañar a las dos mayores economías del mundo.

No obstante, aún hay grandes desafíos por salvar, incluyendo la exigencia de Estados Unidos de que el contenido norteamericano de vehículos fabricados en países del TLCAN suba a un 85% desde el actual 62.5 por ciento.

"Seguimos trabajando en esa área y teniendo buenos progresos y avances", dijo Freeland, sin dar mayores detalles.

Fuentes familiarizadas con las negociaciones dijeron que debe asegurarse el contenido en los vehículos antes de que se alcance un acuerdo en principio. "Estamos tratando en blanco y negro. No se pueden dejar las cosas en gris", afirmó una fuente, citando la enorme complejidad de la industria.

La falta de claridad sobre el futuro del pacto ha golpeado a las monedas de México y Canadá en los últimos meses y también ha preocupado a los mercados financieros, nerviosos sobre el posible daño que se pueda causar al altamente integrado mercado norteamericano.

Canadá buscará un acuerdo favorable

Por su parte, el primer ministro Justin Trudeau insistió hoy que su gobierno defenderá los intereses de los trabajadores canadienses en el marco de las negociaciones del TLCAN.

“Sabemos que el proceso de negociación del TLCAN ha sido largo y que está la presión del calendario político que representan las elecciones presidenciales en México y las intermedias en Estados Unidos pero, como lo hemos señalado muy claramente, buscamos un buen acuerdo para Canadá (...) y seguiremos trabajando en ello”, indicó.

De gira por Alberta, donde se reunió con líderes del sector energético, Trudeau se mostró cauteloso en adelantar algún indicio de acuerdo preliminar entre México, Canadá y Estados Unidos, pero aprovechó el encuentro con la prensa para manifestar su defensa de los intereses de los canadienses.

“Sabemos que estamos trabajando por un acuerdo de ganar-ganar-ganar, pero Canadá seguirá defendiendo sus propios intereses y el trabajo de los canadienses”, sostuvo el primer ministro.