La pandemia de coronavirus empujará el déficit fiscal canadiense al equivalente a 254,000 millones de dólares estadounidenses para el año fiscal en curso, una cifra récord, anunció el miércoles el ministro de Finanzas, Bill Morneau.

Con un nivel de gastos gubernamentales nunca visto desde la Segunda Guerra Mundial, este déficit para el año fiscal 2020-2021 es diez veces más alto que el estimado por el ministro antes de la crisis.

El total equivale al 15.9% del PIB.

"Ante el peor frenazo (económico) desde la Gran Depresión, nuestro gobierno intervino para sostener la economía", dijo Morneau ante la Cámara de los Comunes en Ottawa.

El gobierno liberal de Justin Trudeau implementó un plan de ayudas directas por el equivalente a 14% del PIB.