La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este viernes la ley de presupuesto de 2016 que, además de financiar al Estado federal, establece condiciones para el ingreso de algunos viajeros extranjeros al país y autoriza las exportaciones de petróleo que han estado en veto por 40 años.

Los representantes aprobaron por 316 votos contra 113 el proyecto de presupuesto por 1,149 billones de dólares, que permite funcionar a las agencias federales hasta el 30 de septiembre de 2016, evitando de este modo una parálisis, y que pasa ahora al Senado.

NOTICIA: Mercado financiero presionó a la Fed para subir tasa

Tras la votación, el proyecto pasará ahora al Senado, donde los líderes republicanos y demócratas han acordado combinarla con un paquete de exenciones tributarias que fue aprobado el jueves.

El Senado debe votar este mismo viernes para aprobar definitivamente la ley, que debe ser promulgada por el presidente Barack Obama.

Esta ley de presupuesto, que fue aprobada con 316 votos a favor y 113 en contra, fue resultado de un compromiso. Con ella se logró solucionar las disputas presupuestarias entre la mayoría republicana y la minoría demócrata.

Los demócratas consiguieron la inclusión en la ley de una serie de medidas para desarrollar las energías renovables y, a cambio, los opositores republicanos lograron finalmente levantar la prohibición de exportar petróleo, introducid< en 1975 luego de la crisis del petróleo.

NOTICIA: Cámara baja de EU aprueba exportar crudo

La reforma de la gobernanza del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se encontraba bloqueada desde hace tres años por los republicanos en el Congreso, fue incluida de sorpresa en las negociaciones. La reforma le da más peso a los grandes países emergentes dentro del organismo financiero.

Los representantes también endurecieron las condiciones para entrar a Estados Unidos para los ciudadanos de los 38 países del programa de exención de visas, algo que afectará particularmente a los europeos.

Los viajeros, turistas u hombres de negocio que hayan viajado a Siria, Irak, Irán o Sudán desde el primero de marzo de 2011 o que tengan una doble nacionalidad de algunos de estos países, no gozarán de la exención de visas y tendrán que conseguir una antes de viajar a Estados Unidos.

Con información de Reuters

erp