Cuando una calificación soberana como la de México, tiene una perspectiva negativa, es mucho más vulnerable a un panorama de alta incertidumbre como el que prevalece a nivel mundial, advirtió el analista de Standard & Poor's para el país, Joydeep Mukherji.

"Los planes de la administración de Andrés Manuel López Obrador, como son el Plan de Negocios de Pemex, y el Presupuesto para 2020 no han conseguido impulsar la confianza de los inversionistas", dijo el analista.

Mukherji afirmó que "el gobierno mantiene supuestos agresivos de crecimiento, ingresos públicos generados por la renta de petróleo y por la recaudación, que alimentan el escepticismo de la comunidad de inversionistas locales".

En conferencia con inversionistas, para presentar las Condiciones Crediticias para América Latina de S&P, el analista soberano resaltó que el Presupuesto planteado para 2020 refuerza su perspectiva negativa sobre la calificación, pues "se mantiene un estrecho vínculo entre Pemex y las finanzas públicas, así como la fuerte impresión que el gobierno continuará inyectando recursos a la petrolera".

 

Resaltó que esta evidencia refuerza la previsión de la firma que el recorte de calificación soberana conducirá de inmediato a una acción similar sobre la nota de Petróleos Mexicanos (Pemex). Y por el contrario, que la mejora en la nota soberana conducirá también a una acción similar sobre la de la petrolera.

La calificación soberana de México en S&P y la de Pemex se encuentran tres niveles arriba del grado de inversión, en "BBB+", pero tienen desde marzo la perspectiva negativa que les coloca en una de tres posibilidades de sufrir un recorte.

Crecimiento de 0.4% en 2019

El analista macroeconómico de la agencia, Marcio Oliveros, recortó su pronóstico de crecimiento para México para este año de 1.3% a 0.4%, resultado del deterioro de las condiciones en la demanda doméstica, la baja inversión pública típica del inicio de una administración y el freno que mantiene la inversión privada ante la incertidumbre por el manejo de las políticas domésticas.

El analista advirtió que las políticas públicas anunciadas por el gobierno mexicano poco ayudan para mejorar la confianza de los agentes económicos en un ambiente externo de por sí complejo.

Oliveros dijo que se mantiene latente el riesgo de nuevos episodios de tensión comercial entre Estados Unidos y China. Y matizó que "esta incertidumbre que de por sí desalienta a los inversionistas, empeora y debilita más a los capitales, cuando las condiciones internas de países como México, Argentina y Brasil, no logran generar un ambiente doméstico de confianza".

En la misma conferencia, la analista para subsoberanos en la agencia, Daniela Brandazza, dijo que el bajo desempeño económico de México acotará el flujo de recursos hacia los gobiernos locales. Esto implicará un aumento de presión fiscal, se incrementará la demanda de gasto de capital, y alimentará más tensión en un contexto de alta volatilidad como el que se anticipa.

Sin grandes proyectos de infraestructura

La analista para el Sector de Infraestructura en S&P, Candella Macci, explicó en la misma conferencia que dadas las condiciones económicas que prevalecen en el país, y las expectativas de bajo crecimiento “no esperamos significativos proyectos de infraestructura (en México)”.

Dijo que no conocen un plan específico, ni detallado sobre proyecto de infraestructura alguno. Y comentó que tampoco pueden anticipar una sociedad entre la Iniciativa Privada y el sector público para el desarrollo de grandes planes de inversión en este segmento.

[email protected]