Italia no corre riesgo actualmente respecto a sus calificaciones de deuda soberana, pero el país necesita medidas a mediano plazo para mejorar las finanzas estatales, dijo Fitch Ratings el miércoles.

"Sí, las perspectivas del rating 'AA-' son estables", dijo Brian Coulton, director gerente de deuda soberana en Fitch, en un comunicado por correo electrónico, confirmando que la agencia no ve riesgos actuales para las notas italianas.

Italia ha llevado a cabo una "política fiscal responsable" durante la recesión, al frenar el gasto discrecional, agregó.

Eso implica que Italia enfrente menores trabas que otros países de la periferia de la zona euro en lo que se refiere a estabilizar la deuda pública respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

"El déficit fiscal de Italia en 5.3% (del PIB) en el 2009 es mucho menor al de Grecia, Portugal, Irlanda o España", dijo.

"En cuanto a las complejidades de estabilizar la deuda pública frente al PIB en la recuperación, son significativamente menores para Italia", acotó.

Sin embargo, la elevada deuda pública y el débil crecimiento y competitividad requieren renovados esfuerzos para mejorar los ratios de deuda y déficit, afirmó.

"Será necesario revitalizar los planes previos de consolidación fiscal a mediano plazo establecidos antes de la recesión global", agregó.

El analista dijo que Italia podría contar con una baja deuda privada, un sistema bancario que no requiere rescates públicos y un menor déficit de cuenta corriente.

"Italia no ha estado en la primera línea de la crisis bancaria global o en las recientes preocupaciones sobre la deuda soberana en la zona euro", declaró Coulton.

Fitch confirmó las calificaciones de Italia en septiembre del 2009.

RDS