El prolongado desplome de las remesas que envían los mexicanos en el exterior a sus familias ya ha tocado fondo y ahora comienza a verse una recuperación, dijo el miércoles el jefe del banco central, Agustín Carstens.

Las remesas son una de las principales fuentes de divisas de México.

Ve brecha productiva trimestral

Carstens dijo que ve más posibilidades de que la brecha del producto se torne positiva en el primer semestre del próximo año, mientras prevé que persistan "condiciones de holgura" en la economía en el 2010.

"Ha aumentado la probabilidad de que se den ciertos escenarios bajo los cuales la brecha en el producto pudiera tornarse positiva en el primer semestre del 2011", dijo la entidad monetaria en su informe trimestral sobre inflación.

Sin cambio mecanismo de reservas

El titular del Banxico dijo que no prevé cambios en el programa de acumulación de reservas internacionales, desechando expectativas del mercado de posibles modificaciones en el plan.

"Yo me atrevería a decir que, por el momento, los objetivos se han cumplido y no habría una necesidad aparente para cambiar", dijo Carstens a periodistas.

México reanudó recientemente un mecanismo para acumular una mayor cantidad de reservas internacionales y protegerse de alguna eventual volatilidad en los mercados.

Mantiene expectativas para el 2010

El funcionario ratificó las expectativas de la entidad para la inflación y el crecimiento de la economía en el 2010.

Sin embargo, Carstens señaló que "la brecha del producto se está cerrando rápidamente".

La tasa de interés referencial se mantiene en el 4.5 por ciento.

El banco central espera una inflación de hasta 5.25% para el año y un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 4 y 5 por ciento.

RDS