Washington.- El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó más a lo esperado y anotó un mínimo nivel en tres meses la semana pasada, una señal de fortaleza en un mercado laboral que ha sido afectado por un clima inusualmente frío.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 26,000 a una cifra desestacionalizada de 323,000, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. Ese fue el menor nivel desde fines de noviembre.

Las solicitudes para la semana que terminó el 22 de febrero fueron revisadas para mostrar 1,000 pedidos más a lo informado previamente.

Economistas consultados por Reuters proyectaban que las solicitudes de subsidios por desempleo bajarían a 338,000 en la semana que terminó el 1 de marzo.

mac