La Comisión Europea pronostica una expansión del PIB del 1.3% este año en la zona euro, según las previsiones de invierno publicadas este jueves, pero confirma un año marcado por la deflación debido a la depreciación del euro y la contracción de los precios del petróleo.

El índice de precios al consumidor de los 19 miembros de la zona euro será de -0.1% en 2015, confirmando el fenómeno nocivo para la economía caracterizado por una baja prolongada y generalizada de los precios.

La tendencia deflacionista debería invertirse en 2016, año en que la zona euro, según la Comisión, registrará una inflación de 1.3 por ciento.

"La caída de los precios del petróleo y la depreciación del euro ofrecen un sostén bienvenido a la economía", señaló el comisario europeo a cargo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en un comunicado.

La Comisión señala que por primera vez desde 2007 todos los países miembros de la Unión Europea (UE) registrarán un crecimiento.

En 2016 el crecimiento en la zona euro será de 1.9%, pronostica la Comisión.

erp