Con la llegada del nuevo año y el incremento del salario mínimo, también aumentaron los precios de los bienes y servicios, y los gastos en los que incurren los consumidores.

Con el propósito de conocer si el ingreso en los países de la región es suficiente para cubrir las necesidades de los ciudadanos, el diario La República Colombia realizó una estimación de cuántos salarios mínimos legales vigentes son necesarios para que quienes viven en las ciudades representativas de los países de la región puedan pagar lo que cuesta residir ahí.

Se utilizaron los salarios mínimos que al cierre de esta edición eran los legales y más actuales en cada país. Estos se convirtieron a dólares haciendo uso de la tasa de cambio del pasado viernes 19 de enero.

En cuanto a los costos empleados, se tomaron los que se calculan en la base de datos de ciudades y países de todo el mundo de Numbeo —la plataforma más grande del mundo en la que los usuarios contribuyen a aportar datos para aumentar la base de datos—, que provee un estimado de lo que le cuesta mensualmente a una persona vivir en cierta ciudad.

Este promedio tiene en cuenta los precios de la canasta básica, de comer en restaurantes, del transporte, de vestimenta y de los servicios mensuales. Sin embargo, no considera los gastos de alojamiento o renta, por lo que el alquiler y las hipotecas no están incluidas.

De acuerdo con estos datos, Ciudad de México es el centro urbano analizado en el que menos alcanza el salario mínimo para que una persona viva un mes, puesto que el costo por persona mensual en esa ciudad asciende a 454.47 dólares; mientras que el salario mínimo mensual es de 94.3 dólares.

Esto quiere decir, que una persona necesita al mes 4.82 veces el salario mínimo de ese país para poder costear, por un mes, su vida en la capital mexicana.

La segunda ciudad en la lista es Brasilia, en la que se necesitan un poco más de dos salarios mínimos brasileros para vivir con las necesidades básicas cubiertas.

El tercer lugar lo ocupa la capital de Perú, donde se necesitan 1.97 veces el salario mínimo para pagar los gastos de un mes.

Los últimos lugares de la lista, es decir los que menos salarios mínimos necesitan para vivir, los ocupan Santa Cruz, Buenos Aires y Asunción; pero en ninguno de los tres un salario mínimo es suficiente para llegar bien a fin de mes.

Para una persona que viva en Bogotá, son necesarios 1.7 salarios mínimos colombianos al mes para poder pagar los gastos de ese periodo.

Para Luis Francisco Cuestas, profesor del Politécnico Grancolombiano, es evidente que en la región los salarios mínimos están por debajo del nivel de vida de los trabajadores.

“Además, está el agravante de que en Colombia, 50% de los trabajadores son informales, por lo que ni siquiera tienen un mínimo asegurado”, expresó el experto.

Al convertir el salario mínimo y el costo mensual de una persona en Caracas con la tasa de la divisa oficial, Venezuela tiene el mejor resultado de la región y su población necesitaría 0.01 salarios para vivir. Sin embargo, si se cambia al valor del dólar paralelo, el salario mínimo del país equivale a solo 1.23 dólares y serían necesarios 295.12 salarios para vivir ahí.