Después de que el sector financiero tuviera su mayor crisis desde 1930, los inversionistas y las autoridades generaron una mayor desconfianza hacia los ejecutivos de este sector, por lo que las empresas y universidades han cambiado el perfil de este tipo de profesionales para adaptarse a un nuevo entorno económico mundial.

Sólo en Estados Unidos, los bancos más grandes han cambiado a los directores generales en los últimos dos años, exceptuando a Citigroup, que en el 2009 sólo cesó a su Director de Finanzas.

En México, el sector bancario resistió los embates de la crisis mundial, por lo que ningún banquero del sector tuvo que ser despedido; sin embargo, en el caso de las sofomes y sofoles, éstas han visto caer a varios directores.

Recientemente, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) dio a conocer que algunas casas de Bolsa y corredores accionarios llevaron a cabo acciones poco éticas, afectando a los clientes de estas empresas.

No consideramos un problema la administración del sector bancario. Las acciones poco éticas se están dando en las casas de Bolsa de los grupos financieros e independientes , dijo Guillermo Babatz, presidente de la CNBV.

Por ello, empresas y universidades buscan formar ejecutivos con un mayor compromiso ético y profesional, así como nuevas habilidades gerenciales.

Juan Carlos Hernández, director de los departamentos de Administración y Contabilidad del ITESM CEM, consideró que si bien estas habilidades gerenciales ya se tenían contempladas en el programa de la licenciatura en Administración Financiera, después de la crisis mundial se han reforzado para que el alumno tenga una mayor conciencia ética y social.

La preparación técnica es básica; sin embargo, la ética y la conciencia social es muy importante para nosotros, mucho más después de conocer las malas acciones de muchos de los directivos en todo el mundo, puestos a la luz durante y después de la crisis , expuso.