Las autoridades económicas de México están ocupándose en contrarrestar la desaceleración. Estamos dirigiendo el gasto hacia proyectos de infraestructura que son generadores de desarrollo y estamos estimulando el consumo interno, aseveró el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Ante investigadores de Estados Unidos y Canadá, convocados por el Wilson Center, en Washington, DC, explicó que el país se encuentra inmerso en una desaceleración mundial, pero el gobierno mexicano está haciendo lo que tiene al alcance para tratar de contrarrestarlo el impacto que viene de fuera e impulsar la actividad.

Precisó que los proyectos de gasto en infraestructura a los que están dirigiendo recursos son de transporte en Ciudad Juárez y Guadalajara. Admitió que el choque directo del exterior llega desde Estados Unidos, cuya economía está moderando su desempeño a partir del conflicto comercial con China.

“Eso es lo que me mantiene despierto. Una desaceleración que siempre es preocupante”, consignó.

T-MEC, otra preocupación

Herrera fue cuestionado sobre el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá. “Ése es otro tema que también me quita el sueño”, observó.

Entonces comentó que un grupo de legisladores de Estados Unidos visitó la semana pasada al presidente de México, para conversar sobre el tratado.

También descartó que los recortes al gasto público puedan dificultar la ejecución de la reforma laboral, que es una de las demandas hechas por el partido demócrata de EU, para contar con su voto a favor.