Bruselas.- Alemania quiere que el plazo para un segundo plan de rescate para Grecia se postergue hasta septiembre, lo que refleja los problemas que tiene Europa para definir los detalles de la asistencia financiera, según dijeron el jueves fuentes bancarias y de la Unión Europea.

Una fuente de la UE dijo a Reuters que la canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, estaban a favor del aplazamiento.

"El argumento es así: no sabemos qué hacer, así que compremos más tiempo", señaló la fuente, que agregó que Berlín tenía su apoyo habitual de Holanda, Finlandia y Eslovaquia.

Una fuente bancaria alemana también indicó en declaraciones a Reuters que Berlín fijaba septiembre como el momento en el que todos los problemas podrían quedar resueltos.

Eso podría incluir un intento de conseguir el consentimiento de las agencias de calificación, que han dicho que un programa voluntario que incluya a los inversores privados podría considerarse una "moratoria selectiva".

Esta semana, los ministros de Finanzas de la zona euro no consiguieron llegar a acuerdo sobre la manera en que participarán los inversores privados en un segundo plan de rescate para Grecia.

En tanto, el Gobierno alemán destacó el jueves que el objetivo del nuevo plan de rescate para Grecia es involucrar a los acreedores privados y no la metodología.

"Lo que importa es el resultado, no cómo llegamos a él", expresó una fuente en respuesta a una información en el sentido de que Alemania ya no insistiría en un canje de deuda para ampliar los vencimientos en siete años.

El periódico Financial Times, citando fuentes de Berlín, dijo que Alemania cree que la urgencia de involucrar a los acreedores privados había disminuido porque el Fondo Monetario Internacional había indicado su disposición de hacer efectivo el siguiente tramo de ayuda a Grecia de 12,000 millones de euros.

APR