Berlín.- El impacto de una salida de Grecia de la zona euro será "considerable pero manejable", dijo el miércoles el Bundesbank alemán, elevando la presión sobre Atenas para que prosiga con sus dolorosas reformas económicas, impuestas como condición de un millonario rescate financiero internacional.

En un duro informe mensual, el banco central alemán agregó que los estados miembros de la zona euro tendrían algo que decir respecto a pagar más por la ayuda a Grecia.

"Grecia está amenazando con no implementar las reformas y medidas de consolidación que fueron acordadas a cambio de programas de asistencia a gran escala", dijo el Bundesbank.

"Esto pone en riesgo la provisión continua de asistencia. Grecia tendrá que asumir las consecuencias de un escenario como ese. Los desafíos que esto generaría para la zona euro y para Alemania serían considerables, pero manejables, dado el prudente manejo de la crisis", añadió.

En la misma línea que líderes políticos germanos, el Bundesbank advirtió en contra de que Europa relaje las condiciones para que Grecia acceda a ayuda.

Una dilución significativa de los acuerdos existentes perjudicaría la confianza en todos los acuerdos y tratados de la zona euro y debilitaría fuertemente los incentivos para reformas nacionales", agregó.

El Bundesbank añadió que el Eurosistema de los bancos centrales de la zona euro habían asumido "riesgos considerables" al proporcionar a Grecia grandes cantidades de liquidez.

"A la luz de la situación actual, no deberían aumentar significativamente estos riesgos", dijo el banco.

"Por el contrario, los gobiernos y parlamentos de los estados miembros deberían decidir sobre la forma en que se preste cualquier asistencia financiera adicional y por lo tanto, si los riesgos asociados deberían asumirse", agregó.

RDS