Brasilia.- Brasil subió el viernes por primera vez en casi dos años la tasa de interés que usa de referencia el banco de desarrollo estatal, el BNDES, en un intento para recortar miles de millones de reales en subsidios que son una carga para las finanzas públicas.

El Consejo Monetario Nacional de Brasil elevó la llamada Tasa de Interés de Largo Plazo (TJLP por su sigla en portugués) a 5.5% desde un mínimo histórico de 5 por ciento.

La TJLP se había mantenido sin cambios desde enero de 2013, cuando la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, intentó dar un nuevo impulso a la economía brasileña ofreciendo crédito subsidiado a las empresas locales.

En un comunicado publicado por el Ministerio de Hacienda, la comisión también destinó 50,000 millones de reales (18,800 millones de dólares) a un programa para alentar inversiones conocido como PSI.

mac