Brasil aumentará los impuestos sobre los combustibles, importaciones y préstamos de consumo como parte de sus esfuerzos para equilibrar las cuentas fiscales, dijo el lunes el ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

Algunas de las medidas tendrán efecto desde el 1 de febrero, dijo Levy a periodistas en Brasilia. La decisión de incrementar los impuestos ayudará a recaudar 20,600 millones de reales (unos 7.700 millones de dólares) en ingresos impositivos adicionales este año, agregó el funcionario.

"Estas medidas tienen como objetivo aumentar la confianza en la economía", expresó Levy. Agregó que un balance fiscal hará que los inversionistas comiencen a tomar más riesgos y la moneda nacional, el real, se fortalecería frente al dólar.

El aumento de impuestos reduciría el consumo y ayudaría a frenar las tasas de inflación. La inflación sobrepasa el objetivo del gobierno de 6.5 por ciento.

El país realiza ajustes en la economía para el 2015 como lo son los recortes de gastos y aumentos de impuestos para reactivar la economía que podría haber crecido 0.2% en el 2014.

abr