El Gobierno de Brasil presionará a los bancos privados del país para que reduzcan las tarifas de administración sobre fondos de inversión para impedir un éxodo de capital hacia cuentas de ahorro si las tasas de interés siguen cayendo, informó el sábado el periódico local Folha de S. Paulo.

El Banco Central de Brasil redujo el miércoles la tasa de interés referencial, Selic, en 75 puntos básicos a un 9 por ciento anual y dejó la puerta abierta a más recortes.

La caída de las tasas de interés podrían llevar a los inversores a abandonar fondos de bonos vinculados a la tasa Selic para favorecer a cuentas de ahorro libres de impuestos, que rinden un 6 por ciento anual establecido por el Gobierno, más una tasa variable.

Reducir las tarifas de administración sobre fondos de inversión daría a los inversores una tasa más alta de retorno y haría menos atractivas a las cuentas de ahorro, lo que daría al Banco Central más espacio para reducir la tasa Selic sin que se requieran cambios en políticas de cuentas de ahorro, publicó Folha, sin citar a sus fuentes.

El prestamista estatal Caixa Economica Federal dio el primer paso en esa dirección el viernes cuando anunció que reduciría las tarifas de administración sobre algunos fondos de inversión a largo plazo y de renta fija.

La federación brasileña de bancos, Febraban, el Ministerio de Hacienda y el Banco Central no estaban disponibles de inmediato para comentar sobre la publicación de Folha.