Brasil debió importar energía desde Argentina tras el apagón que afectó el lunes a casi la mitad su territorio, atribuido a un pico de la demanda en medio del intenso calor y el dramático descenso de las reservas hídricas, según autoridades.

En total fueron importados el martes 165 MW de electricidad durante los períodos de mayor consumo, para ayudar a atender la demanda, informó el miércoles el Operador Nacional del Sistema Eléctrico (ONS).

El volumen importado equivale al 0.22% de toda la energía que consumió Brasil en el día.

Los dos países mantienen desde el 2006 un acuerdo que habilita el intercambio de electricidad en caso de emergencias.

Según un comunicado del ONS, el intercambio se ha producido en ambos sentidos y "en varios momentos" desde la vigencia del acuerdo.

El sistema eléctrico brasileño enfrenta un momento crítico por la falta de lluvias. La región sudeste -donde están Sao Paulo y Rio- sufre una severa sequía y es precisamente donde se concentra la principal fuente de generación hidroeléctrica.

abr