Brasil espera una reducción de su tasa de interés de referencia, siguiendo la trayectoria iniciada en agosto por el Banco Central de Brasil para animar la desacelerada economía, y el desafío del gobierno ahora es llevar sus efectos a la vida real de los brasileños .

Analistas y operadores consultados semanalmente por el Banco Central esperan un recorte de 0.75 puntos porcentuales, que llevará a la tasa básica de interés brasileña del actual 9.5 a 9% al año.

El Banco Central inició la reducción del interés en agosto, cuando estaba a 12.5%, en medio de críticas de analistas que denunciaron injerencia del gobierno y temían que la institución monetaria dejara de controlar la inflación, que en el 2011 se disparó a 6.5 por ciento.

El Banco Central anticipó el problema de la desaceleración y acertó , afirmó Fernando de Holanda Barbosa Filho, economista del Instituto Brasileño de Economía (Ibre) de la Fundación Getulio Vargas, al destacar que este año la inflación seguramente volverá al centro de la meta de 4.5 por ciento.

La economía, en cambio, dejó claro que necesitaba impulso, ya que en el 2011 creció apenas 2.7 contra 7.5% en el 2010, y este año los analistas esperan 3 por ciento.

Ahora, el objetivo del gobierno es llevar los recortes a los créditos que día a día asumen los brasileños.

La Presidenta brasileña alertó la semana pasada la necesidad de que llevemos nuestros intereses y spreads (término que define la diferencia entre lo que los bancos pagan para captar dinero y lo que cobran en sus créditos) a los niveles internacionales de costo de capital .

La reducción de la tasa básica de intereses tiene que reflejarse en la vida real de los brasileños , expresó Jorge Hereda, presidente de la Caixa Económica Federal, la gigantesca segunda banca pública del país, en una editorial de prensa.

El funcionario denunció que a pesar de la reducción de la tasa de referencia, las tasas cobradas por la mayoría de los grandes bancos tuvieron poca reducción . Eso en un país donde los bancos registraron en el 2011 el mayor volumen de beneficios entre las empresas de capital abierto.