El alza de los precios de los alimentos siguió acelerando a la inflación en septiembre, lo que se intensificó por la política del Gobierno de mantener al dólar por sobre el nivel de los 2 reales para proteger a la industria, según un sondeo.

El Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio-15 (IPCA-15) habría subido 0.45 % en un mes hasta la mitad de septiembre, lo que se compara con el avance de 0.39 % del mes previo, según la mediana de 23 previsiones compiladas.

Los números que se publicarán el jueves refuerzan la noción de que el Banco Central está listo para interrumpir un ciclo de bajas de la tasa de interés, aunque deja abierta la posibilidad de que se realice otro recorte en su próxima reunión de octubre.

Precios más altos de los alimentos sorprendieron a las autoridades brasileñas en los últimos meses, lo que desafió su perspectiva de que la inflación en 12 meses bajaría en línea con el objetivo de 4.5 % para el cierre del año.

Condiciones climáticas desfavorables perjudicaron la producción en Brasil, lo que provocó que los precios se disparasen en el mercado local desde mediados de año.

Además, los precios de las carnes avícolas y porcinas comenzaron a subir, siguiendo el alza en los precios de los granos tras la sequía en Estados Unidos.