Brasil se consolidó como el cuarto mayor mercado de autos del mundo en 2011, detrás de China, Estados Unidos y Japón, según un balance divulgado por Jato Dynamics, consultora especializada en el sector automovilístico.

En el estudio que considera las ventas de autos medianos y vehículos SUV livianos, el mercado brasileño, con 3.42 millones de unidades vendidas el año pasado, mantuvo la posición de 2010 y aparece por delante de Alemania (3.4 millones de unidades) e India (2. 8 millones).

Con la caída en las ventas de 2011, Francia, Gran Bretaña e Italia ocuparon, en esa secuencia, las tres últimas posiciones en el ranking de los 10 mercados más grandes del mundo.

En la lista de marcas, Volkswagen lideró las ventas globales el año pasado, con 5.11 millones de unidades.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica