El presidente Jair Bolsonaro dijo este fin de semana que el gobierno federal de Brasil deberá recortar su presupuesto en 2,500 millones de reales (667 millones de dólares) durante esta semana, informó el sitio de internet UOL, ya que un débil crecimiento económico sigue mermando los ingresos.

“Queremos evitar que el gobierno se paralice, ya que nuestro presupuesto está totalmente comprometido. Ahora debe haber un nuevo recorte. Lo que debería ocurrir es un nuevo recorte de 2,500 millones (de reales)” citó UOL a Bolsonaro, quien habló con periodistas afuera de su residencia oficial.

La economía de Brasil lucha por salir de una dura recesión y el gobierno de Bolsonaro se ha concentrado en aprobar en el Congreso un plan de reforma al sistema de pensiones que ha dicho apuntalará las finanzas públicas y reactivará el crecimiento.

Los comentarios de Bolsonaro el sábado sugieren que los recortes se harán cuando el Ministerio de Economía publique su más reciente reporte fiscal quincenal hoy lunes, para que la cartera pueda adherirse a sus normas fiscales.

Brasil esperaba evitar una nueva ronda de recortes al presupuesto la próxima semana, dijo el jueves el jefe de gabinete de Bolsonaro, agregando que también esperaba anunciar medidas de estímulo económico.

El primer reporte quincenal de revisión de gastos de mayo del gobierno de Bolsonaro pidió un recorte del gasto de casi 30,000 millones de reales (8,000 millones de dólares), mientras que en mayo el gobierno recurrió a una reserva de 5,000 millones de reales para evitar más medidas de austeridad.

El gobierno atraviesa por una situación difícil. Los ingresos han disminuido por la debilidad del crecimiento y la semana pasada recortó su estimación de expansión para el 2019 a 0.8%, pero apenas hay espacio para recortes en el gasto.

Aprobación de presupuesto y recortes

El Congreso de Brasil aprobó a finales del 2018 el presupuesto para el gobierno federal en el 2019, con un total de gastos de 3,382 billones de reales (256,570 millones de dólares).

De ese monto, 758,700 millones de reales están relacionados con el financiamiento de la deuda pública.

Los recortes en el país han alcanzado a todos los ministerios, con intensidades distintas, en un total de 30,600 millones de reales (7,750 millones de dólares). El de Educación es el mayor, equivalente a 1,450 millones de dólares.

Pero los ministerios de Defensa y de Ciencia y Tecnología han tenido los recortes más brutales en proporción, 44% y 42% respectivamente.

A su vez faltarán fondos para reparar y pavimentar carreteras, para construcción de viviendas sociales, saneamiento básico y el censo oficial del 2020, con un presupuesto reducido en 13 por ciento.