Los precios de los bonos de largo plazo del Tesoro de EU subieron, y llevaron a los rendimientos de referencia a mínimos en un año, beneficiados por la búsqueda de activos seguros ante dudas sobre el sistema bancario europeo y tensiones entre las dos Coreas.

Corea del Norte anunció la ruptura de todas las relaciones con Corea del Sur y amenazó con tomar acciones militares si sigue violando sus aguas en la costa occidental.

El anuncio redujo el apetito por el riesgo y los inversionistas se refugiaron en los bonos del Tesoro, tendencia que ya había comenzado esta semana por las dudas sobre la solvencia de los bancos europeos.

Todo el mundo está ignorando los activos de riesgo y eso beneficia a los bonos , dijo Bulent Baygun, estratega de BNP Paribas en Nueva York.

Es simplemente una continuidad de los mismos temas de las últimas semanas, excepto porque ahora tenemos que lidiar con una crisis geopolítica , agregó.

Pero, el precio del bono a 10 años redujo su alza casi al final y subió 7/32 en precio, con un rendimiento de 3.18% frente a 3.20% del lunes.

El rendimiento se recuperó desde 3.06% que tocó en la sesión, su nivel más bajo desde abril del 2009, ante una recuperación de las acciones.

El precio del bono a 30 años llegó a subir un punto completo pero terminó con un alza de 5/32 y un rendimiento de 4.08 por ciento.

La búsqueda de activos de calidad como los bonos de EU ha tenido un efecto mixto sobre el financiamiento del gobierno.

Si bien, el Tesoro estadounidense se beneficia de bajos rendimientos, ya que paga menos por pedir prestado, al mismo tiempo los bajos rendimientos reducen la demanda en las subastas de deuda, que ahora se estan realizando a primas altas.