Los precios de los bonos de Estados Unidos recuperaron el viernes su atractivo como refugio, después de que el líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, no logró la aprobación a su plan tributario, lo que golpeó a las acciones por el temor a que no se tenga un acuerdo que evite el precipicio fiscal.

El fracaso del proyecto republicano provocó incertidumbre sobre las negociaciones para evitar los cerca de 600,000 millones de dólares en alzas de impuestos y recortes automáticos al gasto del gobierno, que comenzarán en enero y podrían lanzar a la economía del país de vuelta a una recesión en el 2013.

Se espera que las negociaciones sigan dominando los mercados en las próximas semanas, mientras se prevé que los volúmenes de operaciones caigan, en parte, debido al cierre de los mercados el martes por las fiestas de Navidad, y en momentos en que los inversionistas cierran sus libros por fin de año.

Los rendimiento de los bonos han caído desde los máximos de dos meses que tocaron el martes debido al incremento de las dudas sobre si los legisladores alcanzarán un acuerdo.

Esa tendencia podría continuar hasta que existan nuevas señales de que un acuerdo es probable.

La curva de rendimiento de los bonos también se estabilizó el viernes debido a que la Reserva Federal (Fed) compró 1,890 millones de dólares en deuda con vencimiento desde el 2036 al 2042, como parte de su programa operación twist, diseñado para reducir las tasas a largo plazo.

La Fed comprará bonos adicionales el próximo jueves y viernes como parte de la operación.

La nota referencial a 10 años subió 13/32 en precio con su rendimiento bajando a 1.76% desde 1.80% del cierre previo. Los rendimientos han caído desde 1.85% alcanzado el martes.

La deuda a 30 años subió 1-3/32 en precio para rendir 2.93%, por debajo de 2.98% de la víspera.