Los mercados cerraron con movimientos mixtos al inicio de la semana. La falta de acuerdos tras la reunión del G-20 para seguir apoyando a la zona euro a salir de la crisis pasó a segundo plano por buenos datos inmobiliarios en Estados Unidos.

El Dow Jones cerró con un descenso de 0.01%, mientras que el Nasdaq y el S&P ganaron 0.08% y 0.14%, respectivamente. Sin embargo, en Europa la aprobación del rescate griego por los legisladores en Alemania no bastó para revertir las pérdidas y el Stoxx 600 cayó 0.3%, mientras que en la región las mayores caídas fueron para el FTSE MIB en Milán con 1.09% y el CAC 40 en Francia con 0.74 por ciento.

En Wall Street los índices siguen buscando romper resistencias clave y en el intradía el Dow Jones se ubicó por encima de los 13,000 puntos, niveles no vistos desde mayo del 2008, poco antes de que estallara la crisis inmobiliaria. En el corto plazo, los indicadores técnicos se ubican en niveles de sobre compra (…), lo cual podría anticipar una toma de utilidades , indica Santander en una nota.

La sesión contó con pocos referentes, pero los mercados atendieron a la postergación de la decisión sobre el incremento de recursos del Fondo Monetario Internacional. El negativo sentimiento que esto provocó se pasó por alto por el alza de las ventas pendientes de casa, como por la aprobación del segundo rescate griego en el Parlamento alemán.

Bajo las mixtas noticias, el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores cerró la sesión con una baja de 0.42% sobre los 37,785.72 puntos. En su interior, los títulos de Cemex encabezaron las ganancias con 5.4% para cerrar en 9.96 pesos. Antes de conocer sus resultados trimestrales, las vivienderas se movieron de forma mixta con Homex ganando 0.92% y URBI y GEO descendiendo 2.52% y 2.04%, respectivamente.