En menos de una semana, Bank Of America Securities (BofA Securities) recortó este jueves de nuevo su pronóstico para el PIB de México para ubicar la contracción del país en 4.5%, y con ello se convierte en el primero que reconoció que vendría una recesión por segundo año consecutivo, y el que tiene ahora el pronóstico de la caída más profunda.

Este ajuste incorpora el impacto que tendrá a su vez en México la contracción en la actividad de Estados Unidos, del sector manufacturero en específico, que es el nexo que mantiene sincronizados los ciclos de ambos países, más el efecto de bajos precios del petróleo, y al considerar la proliferación del coronavirus en el territorio de México, que hasta ahora ha contagiado a más de 100 personas en el país y cobrado una víctima mortal.

Desde sus oficinas centrales en Nueva York, el banco de inversión estima que en 2021 vendrá un rebote que llevará a la economía mexicana a registrar un PIB de 2.5 por ciento.

La estimación anterior, la que divulgaron la semana pasada, el miércoles, suponía una contracción de 0.1% similar a la del año pasado. Pero tenía importantes riesgos a la baja, como comentó el economista en jefe para México en BofA, Carlos Capistrán.

En el comunicado de hoy, BofA advierte que siguen los riesgos sesgados a la baja conforme se extiende el coronavirus por Estados Unidos y México.

Cabe destacar que el área de investigación y análisis de BofA ha recibido distinciones por sus pronósticos certeros, y antes de la adquisición de Merrill Lynch, la correduría fue la primera en anticipar la recesión de Estados Unidos en enero de 2009, tras la caída del banco de inversión Lehman Brothers.

Seis anticipan recesión para México

Siguen siendo seis los bancos de inversión y consultorías económicas que anticipan una contracción de la economía mexicana tras ajustar sus pronósticos e incorporar el impacto de la desaceleración mundial a causa del coronavirus.

Goldman Sachs recortó su pronóstico para el PIB mexicano al dejarlo en una contracción de 1.6% anual, desde el 0.6% anterior.

Y apenas un día antes, Credit Suisse destacó con el pronóstico de la recesión más profunda, de 4%, sustituyendo a Barclays que todavía el fin de semana destacó por tener la previsión más pesimista sobre el desempeño de la actividad, al ubicar al PIB con una contracción de 2 por ciento.

Así se fueron acumulando las revisiones a la baja y el diagnóstico de un segundo año en recesión. Moody´s Analytics y Duker Frontier coincieron al estimar que esta caída podría ubicarse en 1.5 %, y ambos subrayaron que se trata del escenario base. En el peor de los escenarios, Ducker Frontier estima que la contracción podría ser cercana a la que tuvo México en 2009, cuando fue origen del brote del H1N1, de 5 por ciento.

Les sigue J.P. Morgan, que anticipa una contracción de 0.4% anual en 2020, y Bank of America Secutiries, quien queda registrado como el primero en advertir que este año se presentaría una segunda caída consecutiva del PIB.

[email protected]

erp