La economía mexicana sufrirá una caída de 8% en 2020, impactada por la contracción histórica de su principal socio comercial, Estados Unidos, quien a su vez registrará un desplome de 6%, proyectó Bank of América Securities.

Los nuevos pronósticos para México y Estados Unidos, están lejos del -4.5% y -0.8% previsto respectivamente para cada uno la semana pasada por los mismos estrategas.

A escasas horas de que el gobierno federal presentó sus Precriterios de Política Económica para el 2021, donde estima que la economía registrará entre -3.9% y 0.1% en el PIB, en los estrategas de BofA aseveran que en 2020 se registrará “la peor contracción en la historia reciente” y consignan que “las políticas fiscal y monetaria amplificarán los choques negativos externos”.

Hasta ahora, la caída más profunda de la economía mexicana se completó en el año 1995 y fue de 6.9%, resultado de una crisis en la balanza de pagos que detonó también una crisis bancaria. La de 2009, consecuencia de la crisis mundial, la contracción de Estados Unidos y el efecto de la emergencia sanitaria en México, llevó al PIB a una contracción de 6.5 por ciento.

Estados Unidos, destinos atados

El ajuste en el pronóstico para México, que es el tercero que realizan los estrategas de la firma en tres semanas, y en el análisis hacen un juego de palabras desde el título, para que el lector termine la frase: “Si  Estados Unidos estornuda…”

Desde el primer párrafo advierten que el nuevo pronóstico para México, responde principalmente a la nueva previsión de una contracción mayor para Estados Unidos, que impacta negativamente al país a través del comercio y con menores remesas.

Un segundo componente que les llevó a recortar la expectativa es la caída estimada en el precio del barril de petróleo que impactará negativamente las finanzas del gobierno federal y de Petróleos Mexicanos (Pemex), y un tercer componente será el paro de actividades por la emergencia sanitaria en México y Estados Unidos.

Y recortarán la nota de México y Pemex

En el análisis explicaron que en el lado fiscal, se espera una modesta reducción del gasto de gobierno en términos reales y una eventual recomposición del mismo que no involucrará al de infraestructura.

Y anticipan que esperan un déficit primario de 2% del PIB, incluso después de agotar el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP).

Con esta estimación de un déficit más grande, más la depreciación del peso, anticipan que la deuda respecto del PIB estará por encima del 55% del Producto a fines de este año.

Esto motivará nuevos recortes de calificación para México y Pemex, y anticipan que potencialmente Moody's bajará dos niveles la nota soberana del país que está en “A3/perspectiva negativa”.

Apenas el miércoles 1 de abril, Banco de México (Banxico) dio a conocer que el promedio de expectativas para el PIB de 2020, que tienen especialistas del sector privado, es de una contracción de 3.99%; pero varios grupos financieros y consultorías económicas han divulgado sus previsiones, donde hay grandes diferencias. Por ejemplo, el grupo financiero que antes de BofA estimaba una mayor caída era J.P. Morgan, que la veía en 7%; mientras Scotiabank la observaba en 5.8 por ciento.

Duración e intensidad de pandemia

Bank of América fue el primer grupo financiero que anticipó una contracción para la economía mexicana en 2020, la segunda consecutiva del PIB bajo la administración de Andrés Manuel López Obrador, el 11 de marzo.

Entonces, los economistas de la firma, bajo el liderazgo de Carlos Capistrán, estimaron que la caída del PIB mexicano en 2020 sería de 0.1%, similar a la del año pasado. Conforme se han ido prolongando la intensidad y duración de la pandemia en Estados Unidos, y se confirman datos económicos de un deterioro en aquel mercado laboral, ha venido pronunciando a la baja la estimación de la contracción para ambas economías.

[email protected]

erp/kg