La expectativa que ha generado la aprobación de la reforma laboral en este periodo de transición política (aún pendiente de aprobarse en el Senado de la República) es tan positiva ahora que motivó incluso un ajuste al alza en el pronóstico de crecimiento que tiene Barclays para México el próximo año, de 2.7% a 3 por ciento.

De acuerdo con el economista en México de la firma, Marco Oviedo, es de esperarse que en el 2013 se presentarán las iniciativas de reforma fiscal y energética y se conseguirán los acuerdos políticos para pasarlas.

Bajo esta situación estamos elevando nuestro pronóstico de crecimiento de 2.7 a 3%, que sigue siendo menor al de este año pero por el efecto negativo del fiscal cliff de Estados Unidos. Al margen de este evento vemos que esta nueva condición política sobre el tipo de cambios que se pueden dar llenará de entusiasmo al sector privado, elevando los niveles de inversión , afirma en conversación.

Aparte, el director de Estudios Económicos de Banorte, Gabriel Casillas, explica que la reforma laboral es un claro indicio de la capacidad política del equipo del presidente electo, Enrique Peña Nieto, para negociar e impulsar los cambios estructurales que requiere la economía.

En los últimos dos sexenios no se pudo pasar la reforma laboral; en cambio, ahora, aunque le hayan quitado algunas parte de la iniciativa original, se han aprobado cosas importantes. La reforma laboral es muy buena y el verdadero mensaje de la reforma es que ya tenemos el momentum de las reformas , refiere.

Aún cuando el Presidente electo no ha tomado posesión, comenta que la aprobación nos habla de la capacidad política que tiene su equipo para negociar .

ESPERANZADOR ARRANQUE

Aparte, desde Wall Street, el economista de Goldman Sachs, Alberto Ramos, dice que la posibilidad de lograr acuerdos políticos es más alta ahora que hace seis años.

La aprobación de la reforma laboral nos hace pensar que veremos más cambios de esta magnitud el año próximo , confía.

Considera además que los recientes acontecimientos constituyen un esperanzador arranque, sobre la largamente rezagada agenda de reformas que convertirán a la economía mexicana en una más flexible y productiva .

Sostuvo que: La aprobación de la reforma durante la transición política es un hecho positivo no sólo porque estimula mayores inversiones privadas; también nos muestra que el PRI y el PAN tendrán la capacidad de encontrar puntos comunes de interés para aprobar reformas estructurales determinantes dejando atrás los argumentos de parálisis legislativa .

Los economistas de Wall Street reconocieron que la reforma laboral aprobada en la Cámara baja no ha sido perfecta; sin embargo, consideran que sí constituyen un paso importante para dar flexibilidad al mercado de trabajo.

Este lunes el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, también destacó la importancia que tiene la aprobación de la reforma a la Ley General de Contabilidad Gubernamental.