Para este año y el 2018, el Banco de México (Banxico) continúa esperando un repunte moderado de la economía mundial, debido en parte a la expectativa de políticas más expansionistas por parte del nuevo gobierno de Estados Unidos.

NOTICIA: Analistas ven inflación de 5.24% y menos crecimiento

Las propuestas de política económica de la administración de Donald Trump sugieren que EU implementará medidas proteccionistas que podrían tener un efecto en sus relaciones comerciales con el mundo, lo que continuará siendo un elemento de riesgo para la reactivación de la economía global, y para el desempeño de nuestra economía en particular.

NOTICIA: México crecerá sólo 1.4% en 2017, EU afectará: Moody's

Ante la incertidumbre que prevalece sobre el alcance y magnitud de estas medidas y sobre las fechas de su posible implementación, el escenario central de crecimiento para los próximos dos años fue revisado a la baja para incorporar un deterioro en el flujo comercial esperado entre México y Estados Unidos y una menor inversión extranjera directa que la prevista anteriormente.

Así, el intervalo de pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017 se modifica de uno de entre 1.5 y 2.5% previsto en el Informe anterior, a uno de entre 1.3 y 2.3% en el presente, en tanto que la previsión de crecimiento del PIB para el próximo año se ajusta de una tasa de expansión de entre 2.2 y 3.2% en el Informe previo, a una de entre 1.7 y 2.7% en el actual.

NOTICIA: ¿Cómo será el panorama económico mexicano en el año 2050?

Estas previsiones deben tomarse con cautela, toda vez que se deberán ir revisando conforme se obtenga mayor información sobre el rumbo de las negociaciones de la relación bilateral entre México y Estados Unidos, detalló el Banxico.

Para el banco central mexicano, en enero de este año la inflación general anual se incrementó de manera importante, ante los cambios en la determinación de los precios de algunos energéticos, destacando los de las gasolinas.

El Banxico prevé que los cambios en precios de las mercancías respecto de los correspondientes a los servicios, derivados de la depreciación que ha tenido el tipo de cambio, y el impacto de la liberalización de los precios de gasolinas, tengan un efecto temporal sobre la inflación general.

NOTICIA: Alza en gasolina e inflación presionan por mayor salario

El Banco de México espera para este año la inflación se ubique por encima de la cota superior del intervalo de variabilidad asociado al objetivo establecido, retomando una tendencia convergente hacia la meta durante los últimos meses del año, situándose cerca de 3% al cierre del 2018.

Por su parte, se prevé que la inflación subyacente se mantenga en niveles superiores a la meta de 3% en 2017. No obstante, se espera que para los últimos meses de dicho año y en el 2018 retome una tendencia convergente al objetivo de 3 por ciento.

Banxico

erp