Después del anuncio que la Reserva Federal de Estados Unidos realizó sobre el aumento a la tasa de referencia en 25 puntos base para ubicarla en un rango de 1.25 a 1.50%, las expectativas aumentaron acerca de que el Banco de México (Banxico) elevara de igual forma su tasa de interés, según una encuesta de Bloomberg.

De acuerdo con la información recabada este miércoles, 14 analistas aseguraron que el Banco de México elevaría su tasa de 25 puntos base, mientras que nueve respondieron que no habrá ningún cambio por parte del banco central mexicano.

Por otro lado, el mercado de futuros asegura que hay 75% de posibilidades de que exista un alza de tasas por parte de Banxico.

A su vez, Banco Base también señaló que es mayor la probabilidad de que este jueves el Banco de México suba su tasa de interés en 25 puntos base, a 7.25%, motivo que propició la recuperación del peso en línea con lo esperado.

ANALISTAS DIVIDIDOS

En tanto, analistas de Wall Street se encuentran divididos acerca de la decisión que tomará el Banxico sobre la tasa de interés en la reunión que sostendrán esta semana.

Alberto Ramos de Goldman Sachs ve muy clara una subida de 25 puntos base, que llevaría al rédito a 7.25 puntos, ante la aceleración de la inflación y el deterioro de las expectativas, además de la renovada presión de la depreciación cambiaria, resultado de la significativa presión doméstica y externa (por el TLCAN) y como una señal del nuevo gobernador del Banco de México para mostrar su posición sobre el objetivo de inflación.

Su previsión se suma a la que tienen en Banorte–Ixe; Finamex, Casa de Bolsa e Invex, que también esperan un incremento de 25 puntos base para el último anuncio monetario del año, que se dará este jueves.

Por el otro lado están quienes descartan una subida. De acuerdo con Gabriel Lozano, economista en jefe de JPMorgan para México, pese a la presión, que sí reconoce está ejerciendo la inflación, el banco central mantendrá una posición neutral ante la evidencia de una economía menos dinámica que va a desacelerar la demanda y favorecerá a menos presión inflacionaria.

Además, consigna que las cautas subidas de tasas que aplicó el banco central previamente favorecieron a poner a México en una posición menos vulnerable al ciclo de normalización de tasas de EU, lo que le da flexibilidad para mantener sin cambios la tasa.

De hecho, los analistas de la firma estiman que el rédito mexicano se mantendrá en 7% hasta el tercer trimestre del año entrante y que el próximo movimiento de la Junta de Gobierno en tasas sería un recorte de 25 puntos, hasta el periodo octubre- diciembre del 2018. En esta posición coinciden los expertos de CitiBanamex. (Con información de Yolanda Morales)