La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) ha colocado en el mismo nivel de importancia para sus decisiones monetarias al impacto cambiario en la inflación, las decisiones de la Reserva Federal (Fed) y la brecha del producto, afirma Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina en Credit Suisse.

Es importante porque lo que está diciendo es que si la Fed no se mueve, y la brecha del producto se sigue ampliando, indicando que la economía se está desacelerando, estos dos factores pueden hacer que Banxico no suba más o no tan agresivamente, la tasa , explica.

Entrevistado por El Economista, destaca que es muy relevante este cambio de guía en la política monetaria, pues ayuda a entender el aumento de 50 puntos base durante la primera reunión de ocho programadas en el año.

El Banco de México ha venido subiendo la tasa desde diciembre del 2015 y la tasa real es positiva.

Hoy tenemos a la tasa de fondeo en 6.25%, y la inflación es menor a esa tasa. Sí ha venido apretando la política monetaria y ha sido un movimiento más pronunciado de lo que cualquiera pensó hace 13 o 14 meses , admite.

Matiza que los movimientos del año pasado fueron en parte para desincentivar las posiciones especulativas contra el peso.

Ahora lo que está abordando la Junta de Gobierno en el 2017 es un escenario más adverso. El movimiento del jueves pasado se dio justo el día en que se anunció una muy mala cifra de inflación para el primer mes del año . La inflación mensual de enero fue reportada por el Inegi con una variación mensual de 1.73%, la más alta desde 1999.

Movimientos, independientes de cambios en junta de gobierno

El economista explica que la decisión del jueves, que llevó a la tasa de fondeo a 6.25%, un nivel no visto desde el 2009, es independiente de los cambios de personal en la Junta de Gobierno de Banxico.

Al iniciar el año, el 12 de enero, el gobernador Carstens comentó en un seminario del ITAM, que el banco central no iba a sobrerreaccionar al impacto de la liberalización de los precios de la gasolina en la inflación, pero en el primer anuncio monetario Banxico sube la tasa en 50 puntos base ¿Cómo leen este cambio de señales?

La opinión del doctor Carstens fue personal. Ese seminario se dio a principio de enero y la decisión se tomó el 9 de febrero; transcurrió un mes prácticamente y creo que Banxico acumuló mucha información y toda la Junta de Gobierno optó por moverse, no sabemos todavía si fue unánime o por mayoría, optó por moverse en 50 puntos base. El mercado estaba dividido entre 25 y 50 y las dos pudieron haberse justificado.

Detalla que las decisiones del Banco de México se están tomando de manera independiente del cambio que se dará en la Junta de Gobierno en julio. Y al tener claridad de quien será el sustituto de Carstens, el nuevo miembro de la junta, podremos empezar a pensar si la nueva persona tiene un sesgo más restrictivo o no .

En cualquier caso, considera que es temprano para anticiparlo.

Las decisiones en Banco de México son tomadas por una Junta de Gobierno que está integrada por cinco miembros. Aunque se vaya en julio Carstens , su voto es uno de cinco. Los mercados estaremos atentos de la nominación que hará en su momento el presidente Enrique Peña Nieto. Pero en el día al día, esta toma de decisiones de política monetaria se está dando independiente de los cambios de personal que puedan haber en el banco .

ymorales@eleconomista.com.mx