Durante el primer trimestre de este año, el Banco de México (Banxico) experimentó un aumento en su capital contable de 836,424 millones de pesos, informó la institución.

De acuerdo con el Estado Financiero del Banco de México, “el capital contable aumentó 836,424 millones de pesos, fundamentalmente debido al incremento de 837,267 millones de pesos por la valuación a moneda nacional de las posiciones en divisas y metales, al depreciarse 24.5% el tipo de cambio Fix durante el primer trimestre del 2020”.

Se trata de una valuación de mercado que no es realizable en ganancias, precisó aparte el profesor emérito del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de México (ITESM) Raymundo Tenorio.

“Aún no es una utilidad realizada porque faltan por transcurrir varios meses para el cierre del año y tendrá que verificarse si se mantiene un tipo de cambio con la depreciación de 24%, como la reportada en el Estado Financiero del primer trimestre (...) Hay que recordar que el Banxico es una institución sin fines de lucro y su labor es propiciar que no se produzca inflación”, argumentó.

El especialista en política monetaria aseveró que el Banxico “hará todo lo posible por bajar esta variación del capital contable” en lo que resta del año para evitar el traspaso a precios como los de mercancías.

Estrategia de inversión

El gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, ya había adelantado a El Economista que había la posibilidad de que el banco central hubiera registrado mejores resultados que el Banco Nacional de Suiza (BNS) durante el primer trimestre.

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que el Banxico reportara pérdidas en el primer cuarto del año, tal como el BNS, respondió que, “al ser instituciones diferentes, tienen balances distintos”.

El jueves pasado, 23 de abril, el BNS reportó una caída en el valor de sus reservas de 38,200 millones de francos suizos, unos 39,000 millones de dólares, ante el resultado negativo que registraron sus posiciones en moneda extranjera, impactadas por la incertidumbre generada por el Covid-19.

El banquero central mexicano destacó que era prematuro hacer una observación a los resultados que tendrá el Banxico al cierre de este año.

No es ganancia aún

La Ley del Banco de México, en su artículo 55, precisa que “el Banco (de México) será una institución sin propósito de lucro y deberá entregar al gobierno federal el importe íntegro de su remanente de operación una vez constituidas las reservas previstas en esta ley”.

Tenorio detalló que el Banxico no busca tener ganancias, sino garantizar que el poder adquisitivo de la moneda se mantenga estable.

Refiere que al a depreciarse la moneda mexicana se genera presión en precios de bienes importados, que se traslada a inflación en lo que se denomina pass through, y entonces se tienen que aplicar los mecanismos de subastas de dólares para reducir esa presión.

El presidente quería anticipo

El 16 de abril, a iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el banquero central se presentó en Palacio Nacional, pues el mandatario quería convencerle de adelantarle al gobierno “la garantía que existe si hay depreciación de la moneda, por la que el Banco de México tiene que compensar a la Secretaría de Hacienda”.

Todavía en la conferencia del jueves 16 de abril, el mandatario precisó que “de acuerdo con la norma, en abril (se realiza la transferencia de Banxico al gobierno si hay utilidad), pero podríamos buscar un mecanismo para que se adelante este recurso o parte de este recurso con el compromiso de que si al final del año, que es lo que espero, se fortalece el peso (se regrese el dinero)”, aseguró el mandatario.

Pero esa solicitud no puede realizarse, pues la Ley del Banxico, en el citado artículo 55 dicta específicamente que “dicha entrega (si se presenta utilidad) se efectuará a más tardar en el mes de abril del ejercicio inmediato siguiente al que corresponda el remanente”.

Resultado negativo en el 2019

Tal como lo precisó el banquero central, el Banco de México registró un resultado negativo de ejercicio en el 2019.

El viernes 24 de abril, el Banxico presentó su Estado Financiero Anual 2019 auditado, que arrojó un resultado negativo por 166,444 millones de pesos.

En consecuencia, no se generó un remanente de operación entregable a la Secretaría de Hacienda, precisó el especialista del ITESM.

El resultado negativo de la operación financiera refleja la pérdida de 138,061 millones de pesos originada por la valuación a moneda nacional de las posiciones en divisas y metales, al apreciarse 4% el tipo de cambio Fix en el 2019 con respecto al 2018.

También responde al decremento de 22,573 millones de pesos derivado del resultado financiero neto.

[email protected]