La junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió mantener en 4.5% el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, nivel en que se encuentra desde junio del 2009.

Lo anterior ante cierto deterioro del balance de riesgos para el crecimiento de la economía mundial y una moderación en la tasa de expansión de la producción industrial en México, pero con un panorama inflacionario que mejoró.

Analistas de Scotiabank, Bancomer y Santander consideraron que con ello se prevé que la tasa de fondeo bancario permanecerá en el mismo nivel por más tiempo de lo que se esperaba.

En el anuncio de política monetaria el banco central explicó que durante los primeros meses del 2011, la economía mundial continúo creciendo aunque a un ritmo más moderado, en buena medida como reflejo de una disminución en la tasa de crecimiento de la producción industrial en las principales economías avanzadas.

Puso de relieve que, en Estados Unidos, la actividad económica se ha desacelerado en un contexto en el que tanto el desempleo como el endeudamiento de los hogares continúan siendo elevados.

Además, advirtió que permanece la incertidumbre sobre si la recuperación en ese país será sostenible una vez que se retiren los estímulos fiscal y monetario.

Destacó que en Europa persisten los problemas fiscales de varios países miembros de la Unión Europea, en particular la situación de Grecia y Portugal, afirmó, que continúa en deterioro.

MUESTRA PREOCUPACIÓN

Scotiabank México indicó que el banco central comenta de manera explícita que el balance de riesgos para el crecimiento mundial ha mostrado cierto deterioro.

Se mantiene preocupado por los problemas fiscales en Europa y por lo que podría ocurrir en EU una vez que se retiren los estímulos fiscal y monetario.

En México, el Banxico está percibiendo que se está moderando el ritmo de expansión de indicadores oportunos de producción, aunque dijo que pueda ser por factores temporales como los problemas de abasto de piezas procedentes de Japón en algunas industrias.

Esto ha conducido a una reducción en el ritmo con el que se venía cerrando la brecha del producto.

SUAVIZA TONO

En cambio para el frente inflacionario se suavizó el tono al no observarse presiones sobre los precios, según destacó Bancomer, al ver una trayectoria descendente en la subyacente inferior a la meta de 3% sin considerar el efecto de la tortilla y tabaco.

Santander también coincidió en que moderó el balance de riesgos para la inflación lo que contrasta cuando antes se advertía un deterioro. Estimamos que el banco ahora se muestra menos pesimista sobre los riesgos de la inflación .

Además, puso de relieve que Banxico insiste en que la brecha del producto real al potencial tardará más tiempo en cerrarse ante la moderación en el crecimiento de la producción industrial.

[email protected]