Banco de México (Banxico), al igual que algunas economías avanzadas decidió no mover su tasa de referencia para amortiguar el impacto del alza de los precios del petróleo en los mercados internacionales, entre otros factores.

Recientemente, el Banco Central Europeo y el de Inglaterra mantuvieron sus tasas de interés de referencia en 1 y 0.50%, respectivamente, decisiones que fueron interpretadas por analistas como necesarias para evaluar el impacto del aumento de los petroprecios sobre la inflación.

Además, para poder enfrentar las agresivas inyecciones de liquidez al sistema bancario y por las expectativas de recesión en la eurozona. En China se espera que las autoridades reduzcan próximamente los requerimientos de encaje con el fin de apuntalar su economía.

Banxico reconoció que se ha estabilizado la confianza en los mercados internacionales, que hay una mejoría en la actividad económica nacional y que las áreas afectadas por la sequía en nuestro país se han reducido. Por eso, dejó en 4.5% el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día.

Sin embargo, advirtió como riesgo para la economía y la inflación mundial el aumento reciente en el precio del petróleo derivado de los conflictos en el Medio Oriente. También indicó que en un número importante de economías avanzadas la postura de política monetaria se ha tornado aún más acomodaticia y se anticipa que así se mantenga en gran parte de ellas por un periodo prolongado.

SUBEN Y BAJAN EN AL

A su vez, el banco central destacó que varias economías emergentes han continuado relajando su postura monetaria. Ése es el caso de Brasil, que el pasado 8 de marzo redujo en 75 puntos base su tasa Selic, un recorte mayor al estimado (50 puntos base) en respuesta a la desaceleración de la actividad económica, de la inflación y como parte de una actitud más agresiva para enfrentar la apreciación del real brasileño.

[email protected]