La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió aumentar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 3.25%, para evitar una depreciación adicional desordenada del peso.

Esto (el incremento de 0.25 puntos base en el objetivo de la tasa), en respuesta principalmente al alza de 25 puntos base en el rango objetivo para la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) , refirió en un comunicado.

En ausencia del citado ajuste en el objetivo de la tasa de interés de referencia, detallaron, podría generar una depreciación adicional que fuera desordenada en la cotización de la moneda nacional .

En el comunicado, enfatizaron que la Junta de Gobierno permanecerá atenta a los determinantes de la inflación y sus expectativas, tanto internas como externas.

En particular, la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos, al traspaso de movimientos del tipo de cambio a los precios al consumidor , indicó.

La minuta correspondiente a la reunión de la Junta de Gobierno que originó esta decisión se divulgará el próximo 31 de diciembre.

Esperan más volatilidad

En el mismo anuncio, donde dejaron atrás una pausa que se prolongó por 18 meses, reconocieron que la descompresión de las primas por plazoz podría ser desordenada en los mercados financieros internacionales, particularmente en Estados Unidos .

Esto representa un riesgo importante para el caso de México, afirmaron. Hacia adelante no se puede descartar que la volatilidad en los mercados financieros internacionales permanezca alta e incluso se incremente aún más , consideraron.

Enfatizaron que es fundamental mantener un marco macroeconómico sólido en nuestro país . Por ello recomiendan como necesario preservar con los esfuerzos de consolidación fiscal, realizar ajustes en la postura de política monetaria al ritmo que sea oportuno y continuar implementando adecuadamente las reformas estructurales.

Confianza crucial

En el comunicado, destacan que la consolidación fiscal deberá contribuir a mantener la confianza en México, distinguiéndolo de otros países emergentes .

Esto permitirá que el componente de riesgo soberano en las tasas de interés, al igual que otras primas de riesgo, permanezca en niveles bajos, lo que es crucial ante el actual entorno externo en el que las condiciones financieras se están tornando más astringentes .

La última vez que la autoridad monetaria mexicana subió la tasa fue en agosto del 2008 y el anterior movimiento en la tasa, que fue a la baja, se ejecutó en junio del 2014, cuando llegó al mínimo histórico de 3 por ciento.

Desde entonces, se había mantenido la pausa monetaria.

Positivo

De acuerdo con el director de Estrategia de Mercados de Finamex, Casa de Bolsa, Guillermo Aboumrad, sí era importante que Banxico subiera la tasa enseguida de la Fed, para evitar que se cierre el diferencial de tasas.

Hay 120,000 millones de dólares de instrumento de renta fija de valores gubernamentales en manos de extranjeros y en las últimas 10 semanas vencieron en 89,000 millones de pesos que ya no se renovaron. Así que sí se tenía que enviar una señal clara y contundente de que seguirán los pasos de la Fed , explicó.

Aparte, el economista en jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano, explicó que el inicio de la normalización de la tasa en México facilitará que se reduzca aún más el uso de las subastas de dólares para estabilizar las condiciones del mercado.

Seguramente se mantendrá vigente el mecanismo de subastas hasta enero, tal como lo había previsto la Comisión de Cambios, explicó, pero a partir de ahí, se restringirá en la medida que siga la tendencia del alza de tasas, previó.

En opinión de ambos analistas, el Banco de México continuará con los movimientos de la tasa en seguimiento a la Fed el año entrante. El experto de BBVA espera que la Reserva Federal mueva su tasa en marzo, con lo que ratificará la gradualidad de la normalización, y el Banco de México haría lo propio en abril.

Hay que recordar que tanto el Banco de México como la Fed se reservan el derecho de realizar algún cambio en sus políticas incluso fuera de calendario, dice, si es que la situación doméstica lo requiere.

Para el economista en jefe para México del Deutsche Bank, Alexis Milo, con un tipo de cambio que no ha bajado de los 17 pesos en los últimos días, no dejaba espacio a Banxico para evitar el alza de tasas.

Aparte, el economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch, Carlos Capistrán, destacó la liquidez en dólares que posee el banco central para enfrentar un deterioro de las condiciones financieras externas.

El inicio de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos implica que México se enfrentará a condiciones financieras externas más restringidas (...) México está preparado para hacer frente a la volatilidad (...) La relación entre las reservas internacionales más la Línea de Crédito con el FMI, frente a la deuda externa, se mantiene por encima de 2.5, a pesar de la reciente utilización de las reservas internacionales para reducir la volatilidad del peso , finalizó.

[email protected]