Cancún, Qro. Banobras está a punto de otorgar un crédito puente al gobierno municipal de Benito Juárez, equivalente a 25% de su participación del Fondo de Infraestructura Social, que le permita tener liquidez para sus compromisos inmediatos, informó el tesorero municipal Leonel Saury Galué.

Banobras cuenta dentro de sus planes de apoyo a los ayuntamientos con algunos esquemas que resultan interesantes, pero tenemos que analizarlos para ver si es viable optar por esta alternativa, dijo el funcionario.

El delegado de Banobras en Quintana Roo, Baltazar Linares Díaz, afirmó que el ofrecimiento concreto que están haciendo no sólo a Benito Juárez, sino a los 10 municipios del estado, consiste en identificar los proyectos que pueden ser apoyados por la banca de desarrollo y con base en ello fijar los términos del financiamiento.

Resaltó que el crédito sería equivalente a 25% de las participaciones que otorga el gobierno federal a través del Fondo de Ahorro de Reestructura de Zonas Marginadas (Fais).

Por su parte, el alcalde Julián Ricalde Magaña explicó: Es el adelanto del Fais que se hace con todos los municipios; es tu propio dinero del Fondo de Ahorro de Reestructura de Zonas Marginadas; te lo adelantan con un cobro mínimo de 3% anual .

Desde la semana pasada, Banobras inició los acercamientos con las autoridades municipales para explicarles lo referente al crédito.

En el caso del ayuntamiento de Othón P. Blanco, Banobras ya ha otorgado financiamiento para la modernización catastral y un reajuste de su cartera vencida, lo cual benefició a la administración sin que se viera reflejado un aumento de la deuda, explicó el ejecutivo.

Calidad crediticia, a pique

Por su parte, Ricalde Magaña reconoció que la calidad crediticia del ayuntamiento está mal y en caída libre , lo cual los obliga a tomar medidas presupuestales que permitan al municipio acceder a nuevas líneas de crédito en caso de contingencia .

Y anunció ahorros por 1 millón de pesos en reestructuración de nómina, recorte de gastos en representaciones personales, consumo de combustible y restricción de teléfonos, como parte de los compromisos de control financiero adquiridos con Banobras para mantener los términos de la reestructuración de la deuda municipal, que es del orden de 1,400 millones de pesos con instituciones bancarias.

[email protected]