Londres.- La crisis generada por la deuda en Grecia podría diseminarse y afectar a los sistemas bancarios de otros países como España, Irlanda, Italia, Portugal y Reino Unido, advirtió una agencia evaluadora de riesgos crediticios.

Moody's Investor Service dijo que los bancos de algunas naciones, como Italia y Portugal, no fueron muy afectados por las perturbaciones financieras de los últimos años, pero están en peligro de sufrir problemas si el trance fiscal de Grecia se intensifica y alcanza a otros países.

Nerviosismo de inversionistas

Un factor clave para determinar si continúa el contagio de riesgos en este caso será el parecer de los mercados sobre el posible éxito o no del paquete de apoyo recientemente acordado por el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea para Grecia , señaló Moody's.

Al ver que el precio del dinero tomado a préstamo por España se ha disparado en su última emisión de bonos -indicio del nerviosismo de los inversionistas, que exigen mayores intereses a mayores riesgos de sus capitales- Europa se encuentra en una delicada encrucijada.

Moody's dijo que mucho dependerá del plan de rescate acordado para Grecia, y si es suficiente para evitar la bancarrota de la nación helena. Grecia deberá pagar el 19 de mayo un importante vencimiento de sus bonos pero los créditos deben ser antes aprobados por los parlamentos nacionales de las naciones acreedoras. Empero, sus perspectivas a largo plazo son mucho más sombrías ante unas expectativas de crecimiento económicos prácticamente nulas.

Un factor determinante de si continuará en este caso el riesgo de contagio dependerá de que el mercado crea que el plan de rescate tiene posibilidades de éxito o no, en referencia al paquete recientemente acordado por el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea para Grecia , dijo Moody's.

El plan contempla 110,000 millones de euros (142,000 millones de dólares) en créditos en los próximos tres años del FMI y las otras 15 naciones de la eurozona.

Plan de austeridad griego

Los legisladores griegos votaban en las próximas horas sobre las medidas de austeridad requeridas para recibir los fondos de contingencia y dan por descontada su aprobación pese a las protestas callejeras de la víspera que culminaron en la muerte de tres personas encerradas en un banco incendiado.

El Parlamento de Alemania, donde el rescate es muy impopular, lo hará el viernes y el gobierno de coalición de la canciller Angela Merkel cuenta con los votos para ello, incluso el de los políticos de la oposición.

El euro, en peligro

El euro, que recibiría un gran golpe en caso del impago incurrido por uno de sus gobiernos, cayó el jueves un 0.5% a 1.2763 dólares. A fines del año pasado era cotizado a 1.51 dólares antes de que empeorara la crisis griega.

Los líderes europeos insistieron que están dispuestos a respaldar la divisa común adoptada hace 11 años.

Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy dijeron en una carta publicada en el diario Le Monde que están plenamente decididos a preservar la solidez, estabilidad y unidad de la eurozona .

Agregaron que Europa debe adoptar todas las medidas necesarias para asegurar que no vuelva a ocurrir una crisis como la griega. Empero, insistieron que la tarea inmediata de contener la crisis depende del rescate y de la política que adopte el jueves el Banco Central Europeo.

No hay duda que la reunión de hoy del BCE estará centrada en Grecia y el creciente contagio que se extiende en el mercado de bonos soberanos del euro , opinó el analista de Credit Agricole CIB.

No creen que el banco anuncie la compra de bonos pero las respuestas del (presidente Jean-Claude) Trichet a las preguntas planteadas en la conferencia de prensa recibirán más atención que de costumbre .

Será necesaria una mejora en el sentimiento del mercado para mantener a raya el costo del dinero -en el caso de España la última subasta de bonos soberanos a 5 años fue a un interés del 3.58%, del 2.84% en marzo.