No hay tregua para el crecimiento del crédito al consumo en España. Las seis principales entidades del país (Santander, CaixaBank, BBVA, Bankia, Sabadell y Bankinter) aceleraron en los préstamos destinados a la compra de bienes de consumo en los seis primeros meses del año pese a las advertencias del Banco de España, del Banco Central Europeo (BCE) y de la Comisión Europea. Todas crecieron a doble dígito en este tipo de préstamos respecto al mismo periodo del 2017.

Bankia, Bankinter y BBVA son los que más volcados están en el crédito al consumo, según datos facilitados por las entidades. Bankia elevó la facturación de este segmento a 1,099 millones en el primer semestre, lo que representa un aumento de 30.5% tras el efecto de integrar la red de BMN. El nuevo crédito al consumo está cerca de igualar el importe total de las nuevas hipotecas (1,385 millones).

El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri se ha aliado recientemente con la financiera de Crédit Agricole. Ambas crearán una joint venture para arañar cuota en este segmento, aunque aún no está en funcionamiento. Bankia, como la mayoría de sus competidores, hace del crédito al consumo una de las principales palancas de su plan estratégico hasta el 2020. Se ha fijado saltar de una cuota de 5.5 a 6.6 por ciento.

Preconcedidos

Los gestores de Bankia defienden que el crecimiento de los nuevos préstamos al consumo "no es peligroso ni excesivo", ya que se centran en los créditos preconcedidos a un perfil de cliente acotado. De hecho, el saldo del crédito al consumo pendiente de devolver al margen de su fecha de concesión crece 9.9% interanual.

Bankinter es otro trimestre más uno de los bancos destacados en este segmento. Dio 26.1% más de crédito nuevo al consumo de enero a junio y aumentó la inversión nueva a 1,333 millones.

Bankinter Consumer Finance, la filial de consumo de Bankinter, captó 163,000 nuevos clientes, 8% más que a junio del 2017.

La entidad se apoya en este negocio para compensar el contexto de bajas tasas de interés en la zona euro y genera ya 27% de los ingresos totales, sólo por detrás de banca de empresas.

La debilidad de la demanda de crédito en España se está contrarrestando con el alza del consumo. La positiva evolución de este segmento compensa la caída del saldo de crédito de BBVA. La entidad presidida por Francisco González elevó 24% el nuevo crédito al consumo en España, donde ha puesto el foco como base del crecimiento orgánico. De la nueva producción, 65% está ligada a productos dirigidos a clientes puramente digitales, como el One Click Loan (préstamos preconcedidos).

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, destacó la semana pasada los mecanismos de evaluación del riesgo para este tipo de préstamos, aunque admitió que un crecimiento excesivo podría generar riesgos en el sector. "Pero no es el caso de BBVA", puntualizó.

Santander se anotó un aumento de 20% en la nueva producción de este segmento, sumando la filial de consumo y la división española. CaixaBank y Sabadell crecieron 16 y 12.5%, respectivamente. Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, dijo que la subida de este tipo de negocio es "lógica" por la recuperación económica. Los saldos del crédito al consumo, según Gortázar, están 25% por debajo de los niveles pre crisis. CaixaBank declara una cuota de casi 17% en este segmento.

La banca ha encontrado un filón en este tipo de créditos, con tasas medias de 8 por ciento. Este segmento supone 57% de la financiación bancaria a hogares en España, sin tener en cuenta las hipotecas.