El Banco de Japón (BoJ) se sumó a los grandes bancos centrales en el mundo y decidió ampliar las medidas de estímulo monetario para apoyar la recuperación económica, noticia que apenas tuvo un impacto positivo sobre el mercado cambiario y bursátil.

Al termino de su reunión de política monetaria, el emisor nipón anunció que expandirá en 10 billones de yenes (unos 126,700 millones de dólares) su programa de adquisición de activos, su principal instrumento de flexibilización monetaria.

El instituto, a cargo de Masaaki Shirakawa, reconoció que algunas economías han entrado en una fase de desaceleración, lo que podría tener repercusiones sobre la economía nipona.

Además, el BoJ decidió dejar las tasas de interés sin cambios en un rango entre 0 y 0.1%, donde se han mantenido desde octubre del 2010.

El Banco de Japón no tenía otra opción más que relajar la política monetaria si quería evitar una nueva apreciación del yen , mencionó Danske Bank en una nota.

Tras la decisión, el yen descendió a mínimos de un mes de 79.21 unidades por dólar, aunque revirtió su tendencia y cerró con un alza de 0.6% a 78.99 unidades por dólar, según datos de Reuters.

De acuerdo con el banco Ve por Más, tras las acciones del Banco Central Europeo y la Reserva Federal, el yen se apreció 1.9%, movimiento que podría afectar de manera negativa las exportaciones del país , por lo que el anuncio de ayer, de tener un efecto bajista para el yen, serían buenas noticias para la tercera economía a escala mundial.

POCO IMPACTO EN BOLSAS

Mientras que el yen cayó, el índice bursátil Nikkei en Tokio subió 1.2 por ciento. No obstante, en el resto del mundo, las ganancias fueron menores pese a los buenos datos del sector inmobiliario en Estados Unidos.

En Europa, el índice Stoxx 600 subió 0.4%. En Nueva York, el Nasdaq ganó 0.15%, el S&P, 0.12%, y el Dow Jones, 0.10 por ciento.

En México, el IPC ascendió 0.86% a 40,941.31 puntos, impulsado por el avance de 2.6% de Cemex y por el sólido desempeño de las vivienderas, lideradas por URBI, que ganó 5.5%, aun en medio de compras de oportunidad ante sus bajas valuaciones.