El Banco de Japón considerará inyectar un nuevo alivio en su política monetaria este mes mientras apunta a duplicar su objetivo de inflación, dijeron fuentes, ya que la debilidad de la economía amenaza con demorar la salida del país de la deflación

Cualquier alivio probablemente sea mediante otro incremento del programa de préstamos y compra de activos del Banco de Japón de 101 billones de yenes (1 billón de dólares), dijeron fuentes familiarizadas con el tema.

"La tendencia de los precios es débil y eso es una preocupación. El panorama para las economías externas es también altamente incierto", dijo una de las fuentes que habló bajo condición de anonimato debido a lo delicado del tema.

Bajo la presión del nuevo primer ministro Shinzo Abe, el Banco de Japón podría adoptar una nueva meta de inflación del 2%, duplicando su actual objetivo para los precios, durante su encuentro de política monetaria del 21 y 22 de enero, dijeron las fuentes.

Al acompañar el nuevo objetivo inflacionario con más estímulo, el Banco de Japón espera demostrar su determinación de sacar al país de la deflación y bloquear los llamados de los políticos para medidas más radicales como una revisión de la ley del banco central japonés que garantiza su independencia en el manejo de la política monetaria.

RDS