Londres.- El Banco de Inglaterra (BoE) mantuvo sin cambios su tasa de interés principal en 0.5% y la suspensión de su programa de compra de activos, durante su reunión mensual de política monetaria celebrada este lunes en Londres.

El BoE no hizo ningún comentario sobre esta decisión.

Para ayudar a una economía sumida en una recesión profunda, el BoE bajó en marzo de 2009 su tasa de interés principal hasta su mínimo histórico de 0.5% y desde entonces no la ha vuelto a subir.

En febrero pasado, decidió suspender el programa de compra de activos, llamado oficialmente de flexibilización cuantitativa, que aumentó en noviembre hasta los 200,000 millones de libras (300,000 millones de dólares, 230,000 millones de euros), suma agotada a finales de enero.

Ambas decisiones eran ampliamente esperadas por los economistas cuando Gran Bretaña sale con dificultades de la crisis tras crecer sólo un 0.2% del PIB (Producto Interior Bruto) en el primer trimestre de 2010.