El Banco de Inglaterra mantuvo su tasa de interés referente en su nivel mínimo de 0.25%, frente al debilitamiento de la economía ante la salida británica de la Unión Europea, se informó este jueves.

Los estrategas de la economía optaron por la cautela después que el crecimiento económico se redujo a 0.3% en el primer trimestre, la mitad que los tres meses anteriores.

El gobernador del banco, Mark Carney, dijo que la volatilidad y la incertidumbre regirán el proceso del Brexit, aunque las negociaciones aún no han comenzado.

La libra se ha mostrado volátil desde el referendo del 23 de junio, y en un momento llegó a perder la quinta parte de su valor. Esto impulsa la inflación, que en la actualidad es de 2.3 por ciento.

Alan Clarke, de Scotiabank, pronostica que a pesar de la recuperación reciente de la libra, la inflación superará el 3% este año.

erp