El banco central ruso amenazó el viernes con subir las tasas de interés para sostener al rublo, afectado por la caída de los precios del petróleo, y mantener así la inflación bajo control.

Rusia obtiene la mitad de sus ingresos fiscales de la venta de hidrocarburos, y las perspectivas han empeorado hasta niveles alarmantes ante la trayectoria de los precios.

NOTICIA: México, listo para subir tasas gradualmente: Carstens

El Banco de Rusia celebró el viernes una reunión de política monetaria, mientras que el rublo cayó entre el 20 y 21 de enero a sus peores niveles históricos ante el dólar.

La moneda nacional rusa se recuperó, pero la institución monetaria, alarmada ante ese declive, endureció su tono.

NOTICIA: Para 2016, cuatro alzas de tasas en EU: Lacker

La tasa actual está en el 11%, y el banco había prometido en diciembre que la bajaría, para favorecer la actividad económica. Pero ante las presiones inflacionarias ahora "no excluye endurecer su política monetaria", indicó su comunicado.

Un alza de las tasas en principio ayuda a sostener a una moneda, mientras que un recorte actúa en sentido contrario.

NOTICIA: Banxico aumentó tasa a 3.25 pts. para evitar desorden cambiario

La inflación pasó del 12.90% a finales de diciembre a 10.00% a finales de enero, explicó el Banco central. Pero la institución teme una nueva aceleración en el segundo trimestre.

El PIB ruso cayó 3.70% en 2015.

frm