El Banco Central de Argentina anunció un recorte en la posición general de cambios (PGC) que las entidades tienen computadas como parte de responsabilidad patrimonial, dijo la entidad en un comunicado difundido el fin de semana, con lo que busca quitar liquidez en dólares a los bancos y así reforzar sus reservas.

La medida, que tendrá vigencia a partir del miércoles, apunta a sostener las debilitadas reservas de la entidad monetaria en medio de una fuerte presión cambiaria por el atraso en el valor del peso frente al dólar en comparación con otras monedas regionales, dijeron operadores.

NOTICIA: BCRA renueva swap cambiario con China

"El límite máximo de la PGC para las entidades financieras se establece en un 5.0% del equivalente en dólares estadounidenses de la Responsabilidad Patrimonial Computable", dijo el comunicado y señaló que "el límite máximo se recalculará mensualmente y su actualización entrará en vigencia el primer día hábil de cada mes".

Las reservas internacionales del país sudamericano están debilitadas por la escasez de inversiones que sufre el país en momentos de férreos controles que limitan los negocios cambiarios.