El Producto Interno Bruto (PIB) de México recuperaría sus niveles pre crisis, al menos, hasta dentro de cuatro años, estimó Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

En video conferencia, la especialista explicó que ello, dada la profundidad de los efectos de la pandemia en la economía, la cual, dijo, dependerá de aspectos como los empleos perdidos, las empresas que se vayan a la quiebra, la confianza de los consumidores y de los empresarios y la percepción de riesgo sobre México.

La analista comentó que el escenario central que tiene Banco Base, es de una caída del PIB local de 8% en el 2020, aunque esta podría agudizarse si se perfila un escenario más pesimista. 

Detalló que serían cinco trimestres consecutivos de recesión, por lo que se trata ya de una fuerte crisis económica.

En este sentido, consideró que podría tratarse de la caída más fuerte de la economía después de la Gran Depresión, o incluso igual. Además, la expectativa de este banco es que se pierdan entre 1 y 1.3 millones de empleos en el 2020.

Siller comentó que existen muchos riesgos hacia adelante para la economía mexicana, tal es el caso de una mayor razón de deuda como porcentaje del PIB a pesar de no tener una política fiscal expansiva; y la posibilidad de nuevos recortes en la calificación crediticia de México.

Otros riesgos que comentó son las pérdidas de Petróleos Mexicanos (Pemex), una mayor salida de capitales; alzas en el tipo de cambio y traspasos a la inflación; incremento en el desempleo estructural; la falta de confianza tanto de consumidores como de empresas y una caída fuerte en la Inversión Extranjera Directa (IED), misma que podría ser, dijo, de hasta 65% este año.

La economista de Banco Base argumentó que algunas medidas que se podrían tomar desde el gobierno para mitigar los impactos son: una política fiscal expansiva; apoyar a las industrias que han sido más afectadas; y otorgar créditos a empresas y con ello evitar los despidos masivos.