La debilidad económica del país y menores niveles de ganancia de los bancos debido a las bajas tasas de interés llevarán a que el sector bancario tenga un crecimiento menor durante el 2012, consideró en un estudio la calificadora Moody’s.

La perspectiva estable del sector refleja el gran poder de generación de ingresos de los bancos mexicanos provenientes de sus actividades principales, su sólido capital, amplias reservas y saludable perfil de fondeo ; sin embargo, estas cualidades positivas se contrarrestan por nuestra expectativa de que el crecimiento económico más lento restringirá los volúmenes y márgenes del negocio por el próximo año , aseguró David Olivares, director de análisis de bancos de Moody’s.

Así, el especialista estimó que el crecimiento del crédito en el 2012 será de sólo un dígito, contra 12% que se generó el año pasado y 10% en el 2010, debido a que la actividad comercial será menor en México, además de la aversión al riesgo de los bancos mexicanos.

Prácticamente todos los segmentos del crédito registrarán un crecimiento positivo, recuperándose fuertemente el crédito al consumo, el cual estaba deprimido desde el 2008.

Para Moody’s, es posible que la debilidad económica en México ocasione cierto deterioro de la calidad crediticia, afectando principalmente a los bancos especializados, los cuales no tienen una gran diversificación en sus portafolios, especialmente aquellos que están orientados al crédito de estados.

Los bancos mexicanos han aumentado su exposición a deudores subsoberanos en los últimos años y mantienen grandes exposiciones directas e indirectas al gobierno soberano de México. Nuestra preocupación es que los bancos de tamaño mediano han crecido rápidamente en este segmento, a veces mediante la relajación de las normas de suscripción y permitiendo altas concentraciones de crédito para infraestructura , dijo Olivares.

Destacó que en todo el sector existe una alta concentración de los créditos en unas cuantas empresas, lo que eleva el riesgo en este segmento.

Pese a lo anterior, la calificadora considera que los bancos mexicanos tienen sólidas franquicias de banca comercial y de menudeo que les generan grandes y diversificadas utilidades, mientras que la eficiencia operativa permanecerá robusta, pero no se ve que mejoren de sus niveles actuales.

Aun cuando se pudieran estrechar los márgenes y el crecimiento de créditos pudiera desacelerarse el próximo año, esperamos que los bancos mantengan sólidos márgenes y utilidades , comentó Olivares.

Sobre las nuevas regulaciones de Basilea III, los bancos en México están en condiciones de cumplir con ellas para este año, en el caso de la normatividad de solvencia. Para las reglas de liquidez, posiblemente algunos bancos medianos tendrán que hacer un mayor esfuerzo. Al parecer, la autoridad las aplicará de forma paulatina , explicó Olivares.

REVISA LA CORRELACIÓN

ESTARÁN AFECTADAS LAS CALIFICACIONES ?DE LAS FILIALES ANTE RIESGO DE CONTAGIO

En caso de que las filiales mexicanas tengan cierto grado de contagio de los bancos en Europa, principalmente de España, las calificaciones de éstas serían disminuidas, aseguró Moody’s México.

Nosotros incorporamos a nuestras calificaciones las variables de apoyo externo de las casas matrices y son éstas las que se ven más afectadas. Al estar en revisión las controladoras, esto se refleja en las calificaciones de las filiales mexicanas , explicó David Olivares, analista de Moody’s.

Pese a esto, el especialista consideró que el posible contagio de sus matrices no debería de tener mayores afectaciones para las filiales mexicanas bancarias, ya que los grandes bancos tienen bien establecidas sus franquicias nacionales, así como sus perfiles independientes de crédito, además de que están limitados para el financiamiento o el apoyo de capital.

Como tal, cualquier posible cambio en la calificación de estos bancos es poco probable que los afecte sustancialmente, como tampoco al sistema en su conjunto , dijo el directivo.

Recientemente, Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México, consideró que el riesgo de contagio no debe de preocupar a las autoridades, ya que la fortaleza del sector es reconocida por todos los actores.

Lo anterior se dio como respuesta a lo dicho por el Consejo de Estabilidad Financiera y el Fondo Monetario Internacional, los cuales coincidieron en que es un punto de atención el riesgo de contagio del sector bancario internacional a través de sus filiales en México.

Los exámenes que está llevando a cabo Moody’s evalúan la capacidad potencial de disminución de los apoyos financieros de los bancos europeos y de Estados Unidos hacia sus filiales mexicanas.

Asimismo, Moody’s estará revisando la fortaleza de las filiales, con el objetivo de determinar si son afectadas de forma interna por lo que está pasando en la casa matriz.

En este último caso, se incluye dentro de las observaciones la sensibilidad y el grado de correlación del perfil de ciertos emisores de crédito con respecto a la calidad crediticia soberana de México.

La calificadora espera terminar estas evaluaciones en el segundo trimestre del 2012, donde se incluirán las filiales de todos los bancos en Europa.

Los bancos mexicanos han aumentado su exposición a deudores subsoberanos en los últimos años .

David Olivares, director de Análisis de Bancos de Moody’s.

12% es el crecimiento que registró el sector de la banca en México durante el 2011. Éste año vaticinan que crecerá menos de dos dígitos.

8.48% creció el financiamiento de la banca comercial a los estados durante el tercer trimestre del 2011, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. En el último trimestre habría bajado con las nuevas reglas.